Procesos que se deben considerar para cuidar la herida de una cesárea

cuidar la herida de una cesárea

Tras una cesárea los días más incómodos suelen ser los primeros tres días post cirugía, los cuidados se alejan en gran medida de aquellos practicados en mujeres que tuvieron un parto natural, principalmente porque como cualquier otro procedimiento quirúrgico, la mujer tendrá una herida que deberá ser cuidada para evitar infecciones u otras complicaciones.

Te contamos qué procesos debes considerar para cuidar la heridad de una cesárea.

¿Qué tener en cuenta luego de la cesárea?

  • Dos semanas después de la intervención la mamá comienza a sentir la recuperación.
  • Es normal que en la primera semana la madre tenga sangrado vaginal, pero este irá cambiando su color en la medida que pase el tiempo. Se podrá ver en la segunda semana que el color pasará a un tono rosado o amarillo, el cual durará unas 6 semanas.

La intervención en un hospital

  • Uno de los momentos donde se siente aún más el malestar después de la cesárea es cuando la anestesia termina sus efectos ya que podemos experimentar el dolor.
  • Es habitual que después de la intervención la mamá quede conectada a catetes por el suero, los medicamentos, y en algunos casos puede quedar con una sonda vesical el primer día.
  • Lo primero que se debe hacer cuando se retira la sonda es ir al baño, aunque puede ser bastante molesto. Se recomienda aplicar calor, en especial con agua tibia, ya que esto favorecerá orinar con menos dolor y más rápido.
  • Mientras más tiempo se tenga desocupada la vejiga más pronto el útero regresará a su tamaño de costumbre. Debido a esto el útero sufrirá sangrados hasta por 6 semanas después de ser efectuada la cesárea.
  • Se recomienda levantarse con mucho cuidado y tratar de dar breves paseos para facilitar la circulación de la sangre y prevenir una futura trombosis. También favorecerá la digestión, lo que es muy importante ya que la anestesia puede detener el tránsito intestinal. Esto debe ser informado a la matrona.
  • Se aconseja no hacer fuerza puesto que puede doler la cicatriz, cuando se tenga al bebé para amamantarlo por ejemplo, es muy útil que la mamá quede de lado en la cama y el bebé a junto a ella.

Lo que debe saber una mamá para cuidar la herida de una cesárea

  • Los puntos de la herida de la cesárea son muy delicados y necesitan muchos cuidados ya que puede ser infectada por bacterias. Por lo general, la herida cicatriza aproximadamente  en 10 días y para que sea todo un éxito es vital mantenerla en óptimas condiciones de limpieza y así evitar futuras infecciones.
  • De igual manera, hay que poner atención si la herida pica, se hincha o toma otro color, en especial si comienza a doler. Si la mamá ve que tiene mucho ardor al orinar, fiebre, dolores de cabeza, dolor en el pecho, piernas inflamadas y ánimo decaído, debe acudir a un médico inmediatamente.
  • Para evitar posibles complicaciones se recomienda no hacer movimientos bruscos que puedan afectar la herida.
  • Usar prendas 100% algodón para que este siempre ventilado y así evitar la transpiración.
  • Permanecer en reposo después de la intervención y es importante que en las primeras dos semanas se eviten las escaleras y cualquier actividad que requiera esfuerzo.
  • Por un mes y medio no tener relaciones sexuales ya que podría verse afectada la herida.
  • Solo se deben tomar duchas rápidas y no baños de tina.
  • Se debe dormir todo lo que se pueda para favorecer la regeneración de la piel y recuperar la musculatura del abdomen ya que se ven afectados después de una cesárea.


Relacionados

Embarazada Fumando
Te puede interesar:

Fumar en el embarazo puede desencadenar uso de antidepresivos en los niños