Café en el embarazo

Café en el embarazo

La cafeína es un estimulante que se encuentra en muchos alimentos, bebidas y algunos medicamentos, como el café, té, chocolate, antigripales y remedios para aliviar dolores.

Es producido naturalmente por una variedad de plantas y se añade a algunos alimentos y bebidas para darles sabor. La principal fuente de cafeína para la mayoría de los adultos es el café. Julio Astudillo, ginecólogo habla sobre el café en el embarazo.

“El consumo de cafeína se considera moderado cuando se trata de menos de 3 tazas chicas de café al día, la fundación estadounidense, March of Dimes, que nació para mejorar la salud de los bebés, asegura que las mujeres que están embarazadas o tratando de quedar embarazadas no deben consumir más de 200 miligramos (mg) de cafeína por día (1 taza aprox.)”, dice el especialista.

La cafeína, el feto y la madre

Un feto expuesto a cafeína puede verse afectado por el aumento de su presión arterial, de los latidos cardiacos y de sus movimientos, aunque “el resultado sobre el feto en general no es tan serio, ya que son más frecuentes los efectos en la madre, como taquicardia, irritabilidad y cefalea, entre otros”, asegura el ginecólogo.

Además su consumo retarda la posibilidad de concebir un hijo, estimula la producción de orina y reduce los niveles de fluidos en el cuerpo, efecto no deseado durante el embarazo, pues la hidratación es importante.

Café en el embarazo: una fuente No importante

La fuente de la cafeína no es importante, y el riesgo es el mismo para la cafeína del café, té, refrescos y otros alimentos y bebidas. Las mujeres deben ser conscientes de qué alimentos y bebidas contienen cafeína por lo que puede limitar su consumo cuando están embarazadas o tratando de quedar embarazada.

Los alimentos y bebidas que contienen cafeína son los productos de café y con sabor a café, como el yogur, el helado, té, algunas bebidas gaseosas, chocolate y productos de chocolate (como el jarabe de chocolate y chocolate caliente). 

La cantidad de cafeína en los alimentos y las bebidas varía mucho: para el café y el té, la marca, cómo se prepara, el tipo de granos u hojas utilizados, y el estilo de servir (expreso, café con leche y otros) afectan a la cantidad de cafeína.



Relacionados

Mujer embarazada haciendo ejercicios al aire libre- ¿A qué intensidad debo ejercitarme durante mi embarazo?
Te puede interesar:

Embarazarse de gemelos o mellizos