¿Se debe acostar al bebé boca abajo? Conoce los pro y los contra

se debe colocar al bebé boca abajo

A modo de prevención es muy útil que la mamá pueda asegurarse que su hijo no pase su tiempo despierto boca abajo. Cuando la mamá considera la posibilidad de recostar a su hijo recién nacido boca abajo inmediatamente recuerda la indicación médica de no hacerlo. Puesto que si lo hace su pequeño hijo podría sufrir una muerte súbita. Es muy común que las mamás se pregunten si se se debe colocar al bebé boca abajo y cuándo hacerlo (despierto o dormido)

La recomendación no aplica cuando el bebé está despierto:

Afortunadamente, el consejo brindado por los médicos respecto a si se se debe colocar al bebé boca abajo ha tenido gran eco y aceptación en las mamás. Es debido a esta importante recomendación que la tasa de muertes por niños ha disminuido en forma considerable. Sin embargo, es importante saber que este consejo no prima para aquellos momentos en los cuales el pequeño se encuentre despierto.

Se debe colocar al bebé boca abajo ¿Cuáles son los riesgos?

Cuando el bebé pasa muchas horas del día en esta posición puede estar exponiendo a su pequeñito a que sufra algo grave. Así puede originarse una malformación en su cabecita que lleva por nombre plagiocefalia. Ésta puede causar cierto retraso en el desarrollo normal del pequeño si es que tiene lugar de manera grave.

Además, será responsable que el niño experimente un desarrollo psicomotor deficiente e incluso sufra de cefaleas y estrabismo. Es fundamental entonces que la mamá no tenga acostado todo el día a su pequeño hijo para evitar que desarrolle este complejo problema.

La importancia de la ejercitación diaria:

Es muy útil que la mamá pueda asegurarse que su hijo no pase su tiempo despierto, boca abajo. Es bueno que la mamá entienda que su hijo es una personita que debe desarrollarse y si no tiene actividad es difícil que esto ocurra.

Su hijo así como todos los niños pequeños deben ejercitarse, al tiempo que necesita tonificar los músculos del cuello y de la espalda. La mejor manera para que esto sea posibl, es que la mamá ponga al niño de manera tal que éste intente alzar su pequeña cabecita.

Obviamente y como pasa en todo orden de cosas será un poquito difícil y por eso el niño se sentirá algo incómodo. Sin embargo, esta acción es parte de su desarrollo para que pueda ser un niño normal.

Beneficios de la ejercitación:

En términos prácticos, este tipo de ejercicios le permitirán en un futuro, lo siguiente:

  • Ponerse de lado.
  • Rectar.
  • Darse la vuelta.
  • Sentarse.
  • Gatear.
  • Erguirse.

Beneficios de esta posición:

  • Desarrollar una forma distinta de atender a estímulos sensoriales o de percepción.
  • Potenciar su equilibrio.
  • Facilitar la expulsión de gases.

Al comienzo la mamá puede ubicarlo en esta posición una vez que lo tome en brazos. Luego, puede dejarlo sobre una superficie que sea blanda, durante un breve lapso, para que el niño no se canse. Ya una vez habituado a esta posición la mamá puede estimularlo mediante juegos que llamen su atención. De esta forma se mantendrá cómodo y relajado para que pueda practicar sus vueltas y otras destrezas de tipo motor.

Si se debe o no se debe colocar al bebé boca abajo depende del cuidado que los padres le tengan al bebé, cómo lo ejerciten y estimulen y además eviten cualquier tipo de complicaciones.

Temas: , ,

Relacionados

constipación y estreñimiento
Te puede interesar:

Cómo ayudar a nuestro hijo a controlar los esfínteres