Métodos para bajar la fiebre en los niños

Cómo bajar la fiebre en los niños

La fiebre, es la respuesta a una infección, a algún tipo de enfermedad vírica, la reacción de una vacuna o simplemente solo se ha abrigado mucho al niño, por lo que hay que estar atento a los posibles factores a los que ha sido expuesto, antes de que subiera su temperatura.

Es natural que como padres nos preocupemos cuando a sus hijos les sube la temperatura, muchas veces, pierden el control, en el intento de bajarla.

¿Qué tomar en cuenta?

  • Lo primero que hay que hacer es consultar con su pediatra, ya que, es el único que puede hacer un diagnóstico real y determinar qué causa la fiebre.
  • En el caso que la fiebre lamentablemente se presente en medio de la noche o en un día feriado, existen métodos caseros que son bastantes efectivos para combatirla, hasta que el pediatra lo pueda controlar.
  • Es importante, contar en casa con un termómetro, los de mercurio se pueden quebrar, por ello conviene uno digital.
  • Si el niño presenta 42°hay que ir inmediatamente a un médico, ya que corre el riego de sufrir daño cerebral.

Consejos para bajar la fiebre

  • Desvestirlo y solo dejarlo con algo fresco, en el caso de un bebé, es necesario solo mantener el pañal.
  • Preocuparse de una correcta ventilación de espacio donde permanezca el niño, pero evitando corrientes de aire, porque podría empeorar su estado.
  • Darle un baño de agua tibia, porque el agua fría podría subir la temperatura aún más.
  • Utilizar paños que estén limpios, húmedos y refrescante en el cuello y las muñecas del niño.
  • Hidratar al niño con abundante agua.
  • Es muy útil dar de beber jugos de frutas en lo posible cítricos y sopas livianas en su dieta.
  • También se aconseja administrar suero, sobre todo para los bebés.

Remedios naturales

  • Prepararle una infusión con los pétalos deshidratados de girasol, se deja reposar por 10 minutos en agua caliente, después de colarla se debe agregar azúcar y en lo preferible miel. Cada 8 horas es lo ideal que el niño beba entre 2 a 3 cucharaditas de la infusión de girasol, de esta manera se mantendrá fresco e hidratado.
  • Ocupar láminas de papas en la planta de los pies del niño, será de gran ayuda para bajar la temperatura. Cada vez que las láminas se coloquen calientes, deben ser cambiadas, ya que así podrá ser un método efectivo.

Cabe, destacar que es necesario llevar al niño a un servicio médico de urgencia cuando el pequeño sea menor de tres meses, o se trate de un niño mayor que alcance los 38°C. De igual manera, si la fiebre continúa por más de 24 horas, lo indicado también sería llevarlo de urgencias.

Temas: , ,

leche no pasteurizada
Te puede interesar:

Preparación, limpieza y esterilización del biberón, paso a paso