Desarrollo del niño en el 4º año de vida

desarrollo del niño en el 4º año de vida

En desarrollo del niño en el 4º año de vida se vuelven cada vez más independientes. El desarrollo físico y lingüístico progresa de manera constante y el entorno se descubre más intensamente. Los contactos sociales son cada vez más importantes e ir al jardín de infancia ahora está a menudo en la agenda.

Divertido hablar

¡Hablar con un niño de 3 años es muy divertido! Durante el desarrollo del niño en el 4º año de vida no solo usa palabras para nombrar ciertas cosas, sino que también las usa para describir cada vez más sus pensamientos y sentimientos. Pueden articular estar feliz, asustado, molesto o enojado, por ejemplo.

Al mismo tiempo, el aumento de la capacidad de atención facilita las conversaciones entre padres e hijos. El hijo ahora usa pronombres, comprende construcciones de oraciones difíciles y también puede formar oraciones subordinadas.

A la edad de 4 años, el hijo también puede decir su nombre completo. También logra diferenciar las cosas cada vez más. Por ejemplo, ya no solo se encuentra con un perro en la calle, sino con un labrador.

¿Por qué? – ¡Los niños de 3 años se vuelven curiosos!

¡El desarrollo del niño en el 4º año de vida incluye preguntas, preguntas y más preguntas!

¿Por qué la hierba es verde? ¿Por qué está lloviendo hoy? ¿Por qué tengo que irme a dormir ya? ¿Por qué las aves pueden volar? Por qué, por qué, por qué…

Los padres tienen sentimientos encontrados acerca de esta fase. Al niño le gustaría que le explicaran el mundo de una manera sencilla, pero en la vida cotidiana a menudo carece de paciencia para soportar esta invasión de «¿¿¿Por qué???».

Consejo: Tu hijo no quiere respuestas científicamente grandiosas todavía. Bastan explicaciones breves y sencillas y, a veces, un «¡Porque así son las cosas!» Puede ser. La «fase del por qué» dura muchos meses y los niños normalmente solo están interesados ​​en respuestas detalladas a las preguntas que les han hecho cuando tienen cinco años.

Llena de energía

En el cuarto año de vida, los queridos pequeños están llenos de energía. Parecen estar en movimiento todo el día: corriendo, saltando, retozando, bailando, trepando. El solo hecho de que puedan hacer todas estas cosas no es suficiente para ellos.

Ahora ha llegado el momento en que quieren competir con otros niños. ¿Hasta dónde puedo saltar? ¿Qué tan rápido puedo correr? ¿Quién crees que será el primero en terminar? Las habilidades de fuerza, flexibilidad y coordinación se prueban en deportes y juegos.

Este último es necesario especialmente cuando se conduce un triciclo. ¡No es tan fácil pedalear y conducir al mismo tiempo! (Triciclos para niños) Se requiere concentración cuando se juega a la pelota. Con un poco de práctica, los niños ahora pueden lanzar la pelota de manera muy precisa y también atraparla con bastante seguridad.

Cuando dibujan, sostienen el bolígrafo (normalmente todavía con el puño) con bastante seguridad y ahora les gusta dibujar simples figuras de palitos en papel. Por cierto, ahora también deberías iniciarle la educación musical a temprana edad en la guardería y en el hogar.

Consejo actual: Para que los niños no se aburran en Semana Santa, puedes probar con el rodar de huevos. ¡Es una antigua tradición de Pascua que es muy divertida para pequeños y mayores por igual!

La comprensión del propio cuerpo crece en niñas y niños de 3 años

A los 3 años, la mayoría de los niños están secos y limpios. De vez en cuando ocurre algún percance, sobre todo por la noche, pero a eso no hay que darle demasiada importancia.

Incluso durante el día, es posible un «percance», por ejemplo, cuando los jóvenes están completamente absortos en el juego y, por lo tanto, no notan las señales de su cuerpo.

En el 4º año de vida comienza a crecer la comprensión del propio cuerpo. Los padres pueden usar la fase de «por qué es así» para explicar ciertas conexiones en términos de cuidado e higiene personal.

Debe ser una cuestión de rutina lavarse las manos después de ir al baño o cubrirse la boca al toser. Aunque los niños de 3 años ya están tratando de cepillarse los dientes solos, los padres aún deben «trabajar en ello» a fondo.

A esta edad para muchos niños ha llegado el momento de ir al jardín de infancia. ¡Te esperan muchos desafíos! Ven caras nuevas, pueden jugar con otros, tienen que aprender a discutir y soportar enfrentamientos.

Separarse de su madre es inicialmente difícil para algunos niños, pero pronto prevalecerá la alegría de la nueva rutina diaria con todas sus cosas emocionantes. Por cierto, es completamente normal que los niños en esta fase den un paso atrás en su desarrollo y, por ejemplo, vuelvan a orinarse por la noche.


bebé recién nacido
Te puede interesar:

Cómo sufren los padres de bebés hospitalizados