¿Cómo jugar con mi bebé de 7 a 9 meses de edad?

Cómo jugar con mi bebé de 7 meses

Una forma maravillosa de relacionarte con tu bebé es jugando con él, momento en el que podrás estimular su autoestima y desarrollo. Es un tiempo en el que le prestas atención,  le hablas y lo miras, conectando con él mientras aprende jugando.

Si tu bebé tiene de 7 a 9 meses de vida, disfrutará jugando contigo, porque ya ha adquirido algunas destrezas con las manos y los dedos, es capaz de interactuar con los demás y le encanta sonreír y que le sonrían.

El juego para tu bebé es parte importante en su desarrollo social, físico, emocional y cognitivo.

Los juegos del escondite y de los deditos, no solo entretienen al niño, sino que además, mejoran las destrezas de trato social; enseñan conceptos como la permanencia de las cosas; la habilidad de contar, junto a la coordinación de palabras y acciones.

Te  presentamos una lista con divertidos juegos para tu bebé, que le brindarán aprendizaje y distracción junto a ti:

  • El escondite: cubre tu rostro y di: “¿Dónde está mamá? (o papá). Luego te descubres la cara y dices: “Pajarito feo, desde aquí te veo”. Debes repetir muchas veces este jugo porque el niño nunca se cansa.
  • Aplaudir: toma sus manitos y se las mueves para que aprenda a aplaudir, mientras tanto, le cantas una canción.
  • Los deditos: toma el dedo pulgar del pie o de la mano y empiezas a decir: “Este dedito se compró un huevito”, y pasas al siguiente, “éste lo puso a hervir”. En seguida, “éste rompió la cáscara”, en el cuarto dedo: “Éste le echó la sal”, y “éste más chiquitito se lo comió”, mientras le haces cosquillas.
  • Tan grande así: pregúntale: “¿De qué tamaño es mi bebé?, (también puedes usar otros nombres como el del hermano o el perro). Debes ayudarlo a estirar sus brazos lo más que pueda, y exclamas: “¡Tan grande así”!
  • Ojos, nariz, boca: toma las manitos de tu bebé, y toca con ellas los ojos, la nariz y la boca. Tienes que nombrar cada una de estas partes y cuando llegas a la boca, le das un beso.
  • A la rueda, rueda: este juego lo puedes practicar cuando tu pequeño haya aprendido a caminar. El niño junto con otras personas se toman de las manos formando una rueda. Todos giran mientras cantan: “A la rueda, rueda, que alguno se queda… yo no, yo no, yo no”, con estas palabras, todos se caen al suelo.



Relacionados

Manchas o marcas de nacimiento
Te puede interesar:

Mitos populares sobre las marcas o manchas de nacimiento ¿a qué se deben?