Beneficios que trae a los niños caminar descalzos

caminar descalzos

Caminar descalzos en casa, al menos por un tiempo todos los días, puede ayudar a los niños a mejorar su equilibrio y postura corporal. A veces, tan pronto como nacen, se les dan zapatos u otro tipo de calzado para protegerlos de objetos afilados, gérmenes, suciedad y otras amenazas externas.

Aunque esas son razones válidas para proporcionar calzado a nuestros hijos, también puede ser contraproducente ya que les impide pasar tiempo descalzo. Los padres a menudo hacemos que los niños usen zapatos todo el tiempo porque no son conscientes de múltiples beneficios que proporciona caminar descalzos.

Hoy en día los niños tienen zapatos para el aire libre y para cuando están en casa. Ten en cuenta que hasta los 9 meses de edad, los niños tienen una mayor sensibilidad en las plantas de los pies que en las palmas de las manos.

Se ha descubierto que caminar descalzos proporciona estimulación táctil y también promueve el desarrollo neurológico de los niños.

¿Por qué caminar descalzos es bueno para los niños?

Se debe permitir que los niños caminen descalzos en momentos específicos del día. Esto les permitirá explorar su entorno de forma segura. Caminar descalzos no solo ayuda a promover una buena postura y equilibrio, sino que también ayuda a crear un vínculo directo con el suelo.

Como resultado, ayuda a crear estabilidad emocional. En otras palabras, caminar descalzos puede aumentar sentimientos como la familiaridad y la confianza en uno mismo.

Mejora el desarrollo del pie

Los caminantes pregoneros son aquellos que caminan poniendo la mayor parte de su peso en el talón. Los caminantes supinos, por otro lado, tienden a poner la mayor parte de su peso en la punta del pie, por lo tanto, parecen ir del punto A al punto B en la punta de los dedos de los pies.

El estilo de caminar de tu pequeño puede influir en muchas cosas en su vida, por lo tanto, como padres, debemos prestarle atención. Caminar descalzos estimula la capacidad del niño para agarrarse de los dedos de los pies. También estimula el desarrollo de sus huesos y ligamentos.

Contacto directo con la naturaleza

Cuando los niños caminan descalzos por la playa, experimentan una sensación de libertad que puede ser muy placentera y satisfactoria. Caminar descalzos también ayuda a los niños a tener una experiencia sensorial completa. Hace millones de años, caminamos descalzos y desarrollamos nuestros sentidos al máximo.

Es bueno que los bebés caminen descalzos

  • Los papás deben tener en cuenta que los niños aman andar descalzos, y son más felices andando libres por la vida.
  • Es normal que los papás se preocupen por los resfriados y posibles golpes o cortaduras, en especial, los papás primerizos.
  • Los niños que andan descalzos tienen un contacto más profundo con su entorno y perciben el mundo de otra manera. Entonces ¿por qué es bueno que los bebés caminen descalzos? Los pequeños descubren su cuerpo y lo perciben de una manera distinta ya que lo ocupan para sentir el exterior.
  • Por otra parte, ayuda a la formación de la planta del pie previniendo los pies planos.
  • Especialistas recomiendan que para formar el arco del pie, el niño debe caminar descalzo, sobre las puntas de los dedos y con el talón.
  • El niño experimenta más sensaciones al andar descalzo ya que no es lo mismo andar sin calzado en el pasto, en la playa o en la piscina. Por ello de todas maneras se recomienda que antes de dejar al niño descalzo, se revise el lugar donde andará.
  • El andar sin zapatos, previenen las bacterias que forman los hongos, y que llevan al mal olor y al sudor.
  • Es importante también que dependiendo de la estación se de más o menos libertades para que anden los niños descalzos.

Por qué  es bueno que los bebés caminen descalzos y por qué no se les debe obligar a usar calzado:

  • Estudios señalan que los niños que andan descalzos se desarrollan más intelectualmente, porque descubren el mundo con más sentidos que los que si los ocupan.
  • Los niños que usan calzado desde temprana edad pueden sufrir malformaciones en uno o en ambos de sus pies. Aunque algunos prefieran el calzado se recomienda que por el bien del niño solo se mantenga protegido el pie con algún calcetín con antideslizante ya que este se amolda al pie y no el pie al calcetín.
  • Los zapatos deben ser los adecuados para el niño, no todos necesitan del mismo tipo, por lo que hay que tener en cuenta que el calzado ayuda a abrigar en ciertas ocasiones del año y para salir a la calle, pero no se recomienda si se puede salir con el bebé en coche.
  • Muchas de las malas formaciones en los pies es debido al uso de un zapato inadecuado para la forma del pie del niño. Un zapato incómodo para un niño, es un pasaporte para alguna mala formación, ya que el pie tiende a amoldarse al zapato.
  • Muchos niños con un zapato que no es de su exclusiva necesidad pueden llegar a generar que el niño pise mal y que su pie se deforme.
  • De igual manera los dedos pueden verse afectados en especial los que topan con el zapato en los extremos.

Algunos consejos prácticos para el uso de zapatos

  • El número debe ser el adecuado para el pie; ni muy grande ni muy apretado, ya que esto también podría generar conflictos en el pie.
  • Es importante que el zapato no sea sintético ya que aumentará el sudor de los pies y por ende posibles complicaciones. El cuero se recomienda ya que los pies pueden respirar y a la vez el cuero se amolda al de los pies porque ellos le van dando su forma además es muy suave en comparación al plástico.
  • El niño debe probarse los zapatos antes de ser comprados y en lo posible se pide su opinión o en su defecto si no sabe hablar sus expresiones al usarlo, una mamá casi siempre sabe interpretar a su hijo.

Las investigaciones han demostrado que es vital mantener adecuadamente el cuidado de los pies de los niños, ya que esto puede ser útil para evitar posibles deformidades en los pies y problemas estructurales

Cuando los niños comienzan a caminar, los pies pueden aumentar en fuerza mientras caminan y corren descalzos en el interior. Esto puede ser el resultado de la acción de agarre que proporcionan los dedos cuando el pie se estabiliza en el suelo. 

Muchos padres compran el primer par de zapatos de sus hijos cuando comienzan a caminar afuera. Es beneficioso que estos zapatos consistan en materiales transpirables y cordones o velcro que puedan sujetar el zapato de manera segura para una máxima estabilidad. 

Además, es importante que los zapatos tengan suficiente espacio para que los dedos se muevan libremente. Esto se puede determinar palpando la parte superior del zapato.

Temas: ,

edad para aprender a caminar
Te puede interesar:

¿Cuál es la edad para aprender a caminar?