Dientes natales: Bebés que nacen con dientes

Recién nacido

No es común, pero uno de cada 3.000 nacimiento, hay bebés que nace con dientes. En realidad son los brotes de los dientes, se asoman a través de la encía hasta después de seis días del parto. Hay pequeños que nacen con una parte o con todo el diente antes de lo normal. Son conocidos como dientes natales y los que salen durante el primer mes de vida se conocen como dientes neonatales.

En la mayoría de los bebés el primer diente aparece entre los seis y los ocho meses. Los dientes natales se hacen más frecuente en las niñas, pueden salir uno o dos a la vez y es más frecuente ver dientes natales que neonatales.

Bebés que nacen con dientes

Los dientes empiezan a formarse en el útero materno. Alrededor de los 3 o 4 meses de gestación, se forma un tejido duro que rodea los dientes. A lo largo del primer año de vida los dientes se acaban de formar y comienzan a brotar. Los dientes natales y neonatales se asocian a factores hereditarios, se les vincula a la falta de vitaminas de la madre, estados de fiebre y otros trastornos.

En algunos niños puede ser una manifestación de un síndrome, anomalías como el paladar o el labio hendido o factores ambientales.

Dientes natales y neonatales

No tendrán la apariencia de un diente normal, ya que no se han desarrollado totalmente. No están fijados bien en las encías por lo que es normal que se muevan con frecuencia. Además estos dientes pueden causar ulceraciones en la lengua del bebé al tomar pecho.

En la mayor parte de los casos no se debe hacer nada cuando el niño nace con dientes, a menos que pudiera provocar problemas para alimentarse.

Mitos y creencias

Antiguamente se creía que los niños que nacían con dientes eran favorecidos por Dios o que eran magos. Pero en otros países como Polonia, Indonesia o China eran considerados extraños. Se dice que Luis XIV Ricardo III, Napoléon, el Cardenal Mazarino, Haannibal y el Cardenal Richelieu nacieron con dientes.


cuidar a tu bebé
Te puede interesar:

100 consejos para cuidar a tu bebé