Influencia de la alimentación en la adolescencia

Alimentación en la adolescencia

Las necesidades nutricionales que aparecen en la adolescencia (desde los 12 hasta los 18 años) están relacionadas con los procesos de maduración sexual, y el incremento de talla y peso.

Algunos especialistas aseguran que el desarrollo que se da durante la adolescencia requiere de una cantidad elevada de energía y de suplementos necesarios para un buen crecimiento y cuidado de salud. Por ello es importante tener en cuenta que el adolescente gana aproximadamente el 20 o 30 por ciento de la talla y el 50 por ciento del peso que va a tener en la edad adulta. Lo que quiere decir que seremos probablemente el doble de lo que fuimos entre los 12 y 18 años. Por esta razón nace la necesidad de equilibrar lo que somos durante la etapa de adolescentes.

Ni dieta estrictas ni extremas

Para que los niños que están entrando en la etapa de la adolescencia mantengan un peso adecuado no necesitan ni dietas estrictas ni extremas. Pues practicar habitualmente un deporte, llevar una alimentación libre de excesos de dulces y grasas los ayudará a mantener un peso adecuado y la energía necesaria para desarrollar con éxito sus actividades diarias.

Los adolescentes y su vida alimenticia

  • Los niños deben desayunar siempre y abundante. El desayuno es la comida más importante.
  • Cumplir con las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y dos meriendas que son estrictamente necesarias. Una merienda debe ser a media mañana y la otra a mitad de la tarde.
  • Variar al máximo la alimentación, incluso dentro de cada grupo de alimentos. Conviene tomar distintos tipos de verduras, frutas, legumbres, carnes o pescados.
  • Distribuir las calorías que varían en función de la cantidad de grasa o de azúcares añadidos a los alimentos y de la forma de cocinarlos.
  • Realizar las comidas en un horario fijo.
  • Comer sólo frutas en una de las meriendas.

Los medios y la alimentación

Debemos ser portadores de información, pues en la televisión y en las redes sociales les pueden vender a nuestros hijos las golosinas y las comidas chatarras como algo exquisito y que en ocasiones es vendido como fundamental para una dieta, cuando en realidad no es así. Debemos explicarles a nuestros hijos que las comidas con excesos de calorías representarán siempre un riesgo de salud.

Temas: , ,

Qué leen los adolescentes
Te puede interesar:

¿Qué leen los adolescentes?