Inicio > Preconcepción > Síndrome de shock tóxico

Síndrome de Shock Toxico y tampones Síndrome de shock tóxico

El síndrome de shock tóxico es un conjunto de infecciones producidas por una bacteria y algunos de sus síntomas son la fiebre alta y la confusión.

A comienzos de la década de los 80’s se asoció el síndrome de shock tóxico y el uso de tampones, sin embargo, este es un problema que también puede afectar a hombres y niños, aunque las mujeres son el grupo donde se presenta mayormente, sobre todo en quienes utilizan tampones ultra absorbentes, diafragmas o han tenido un parto reciente. Por lo mismo, para aclarar varios mitos y dudas hablamos con la Dra. Claudia Zajer del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El síndrome de shock tóxico o SST es un conjunto de síntomas producidos por el aumento desmedido de un tipo de bacteria normal en el cuerpo. La Ginecóloga infanto-juvenil explica que “el SST es causado por la bacteria Staphilococo Aureus y se caracteriza principalmente por la aparición de fiebre, eritema generalizado (como quemadura solar), calofríos, confusión, diarrea, nauseas y vómitos, enrojecimiento de ojos, boca y garganta, dolor muscular, hipotensión”.

Cabe recalcar que el uso del tampón no significa necesariamente que las personas vayan desarrollar esta infección, de hecho es bastante infrecuente- en Estados Unidos 3 de cada 100.000 mujeres en edad fértil la desarrollan-, pero por eso hay que conocer del tema, para acudir de inmediato al doctor en caso de presentar alguno de los síntomas. Cuando aparecieron los tampones, las mujeres se entusiasmaron y comenzaron a utilizarlos durante todo el mes, principalmente los ultra-absorbentes, por eso se produjo el aumento de esta infección.

Pero este síndrome no sólo se produce quienes utilizan tampones, sino que también puede manifestarse en otras mujeres, como las usuarias de diafragma o en mujeres que dieron a luz hace poco tiempo. A modo de prevención, la especialista recomienda “que el uso de tampones se limite al día, evitar su uso por horas prolongadas (o sea, no usarlo de noche), sólo durante la menstruación y no para cualquier flujo durante el mes, y usar el tampón diseñado con la mínima absorción necesaria para el flujo que presente la mujer”.

Es fundamental que si presentas fiebre alta repentina (sobre 39º), algún tipo de erupción en las palmas de las manos o en las plantas de los pies, si tienes dolores de cabeza muy fuertes y diarrea sin causa aparente, hagas una cita con tu ginecólogo; pero además debes poner extrema atención si notas esos síntomas junto con mareos o confusión mientras estás en tu período menstrual, luego del parto o si tuviste una intervención quirúrgica reciente, cuando pase esto acude de urgencia al médico porque puede ser que presentes el síndrome shock tóxico.

Si bien es cierto, la ginecóloga infanto-juvenil explica que la mortalidad de este síndrome es entre el 30 y el 50% de las mujeres que lo presentan, estos desenlaces se producen porque existe un descuido –como que el tampón permanezca varios días porque se olvidó quitarlo- o una falta de atención a los síntomas que indican la presencia de la infección. El SST puede causar serias complicaciones como por ejemplo una disfunción orgánica severa que incluye insuficiencia renal, insuficiencia hepática e insuficiencia cardíaca.

El tratamiento para el Síndrome de Shock Tóxico incluye administración de antibióticos por vía intravenosa e introducción de líquidos para tratar de evitar el daño orgánico. Por eso, es fundamental que siempre recuerdes usar tampones por un tiempo máximo de cuatro horas, que evites los ultra absorbentes y que durante la noche prefieras las toallas higiénicas, que laves bien tus manos y mantengas la caja de tu diafragma o de tus tampones en un lugar limpio y seguro.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV