Inicio > Lactancia y Apego > Calostro

El calostroCalostro

Se trata de una sustancia que antecede a la leche materna rica en nutrientes, proteínas y minerales, los cuales traen miles de beneficios para la salud del recién nacido.

Experto: Paula Alarcón, consultora internacional certificada de Lactancia, Clínica Alemana

Al momento de nacer el bebé se prepara para recibir su primer alimento, el Calostro. La enfermera - matrona y Consultora Internacional Certificada de Lactancia de la Clínica Alemana, Paula Alarcón, señala que el calostro es la primera secreción que tomará el recién nacido del pecho, es un compuesto espeso y amarillento. Debido al beta caroteno que se segrega en la mama. “Este compuesto es importante para el neonato por su alta concentración en inmunoglobulinas, que brinda protección y permite la colonización por flora normal del intestino del recién nacido”, explica la especialista.

Es ideal que la madre alimente a su bebé en lo posible dentro de la primera media hora de vida, si las condiciones médicas de ambos así lo permiten. Es por esto que entre más rápido inicie la lactancia más leche tendrá, ya que el suministro de ésta depende de la demanda y succión del bebé. Así mismo es fundamental para el adecuado desarrollo del apego madre e hijo/a.

Amamantar pronto y seguido permite una mayor estimulación de la glándula mamaria y por ende de la producción de leche para los próximos días, asegurando que el hijo reciba toda la cuota de calostro, la comida ideal para los primeros días de vida.

El calostro es muy beneficioso para el bebé, ya que su fórmula es rica en anticuerpos y glóbulos blancos, lo cual cubre el intestino del recién nacido previniendo que las bacterias invadan el sistema digestivo inmaduro y lo protejan contra alergias y malestares digestivos, además tiene efectos laxantes que estimula el paso del primer movimiento estomacal del bebé, expulsando así el llamado meconio, primeras deposiciones del lactante.

A pesar de ser una sustancia rica en nutrientes, proteínas y minerales, el calostro es escaso, por mamada solo se puede generar entre 5 y 20 cc, esto equivale a cuatro cucharadas soperas.

Paula Alarcón, encargada además de la Clínica de Lactancia de Clínica Alemana, explica que el calostro se presenta, en promedio, hasta el segundo o tercer día post parto, luego se produce la llamada “bajada de leche”. No obstante, ciertos factores podrían demorar o adelantar esta etapa de la lactancia.

Cuando esto pasa se da inicio a lo que se conoce como leche de transición, esto quiere decir que comienza a salir inmediatamente luego del calostro. Dicho alimento materno posee diferencias importantes en la cantidad de grasa desde que el niño comienza a succionar el pecho hasta que la mama se vacía, por lo cual no debes asustarte ni pensar en que tu leche es de mal calidad si la percibes algo más clara luego de 15 minutos de succión.

Luego, se inicia la producción de leche madura, la cual se produce una vez que la lactancia ya se ha instalado, aproximadamente en la 4ta a 6ta semana post parto, este alimento posee más homogeneidad en la cantidad de grasa desde el principio al fin de la mamada.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV