Un tratamiento permitirá que las mujeres sobrevivientes de cáncer puedan concebir naturalmente

Uno de los efectos secundarios de las mujeres que reciben quimioterapias, es el daño que este tipo de tratamiento puede ocasionar a los óvulos. Algunas pierden la posibilidad de concebir hijos, por lo que deben recurrir a otras opciones como la adopción o la subrogación.

Pero ahora, un doctor está planeando dar a conocer un tratamiento que permite a las mujeres sobrevivientes de cáncer, cuyos óvulos sufrieron daños, embarazarse de manera natural.

Anteriormente te habíamos comentado que existen diversos tratamientos para que las mujeres sobrevivientes de cáncer pudieran tener hijos. Uno de ellos es la congelación de tejido ovárico, en la que congelan una parte del mismo antes de las quimioterapias, para que sea reimplantado de nuevo una vez que se encuentre libre de cáncer.

Esta técnica ha funcionado bien y ha habido casos exitosos, sin embargo, para que una mujer pudiera tener hijos era necesario que se sometiera a una fecundación in vitro o donación de óvulos. Ahora con este tratamiento, las mujeres podrán concebir de manera natural, es decir, sin necesidad de recurrir a la reproducción asistida.

El doctor George Kofinas presentó un plan al Departamento de Salud del estado de Nueva York para abrir un centro de cirugía reproductiva que se especialice en el cosechado y transplante de tejido ovárico.

De acuerdo con él, el procedimiento comienza por remover tejido ovárico que contenga óvulos y congelarlos antes de las quimioterapias. Una vez terminado el tratamiento y asegurándose que la paciente esté libre de cáncer, el tejido es reimplantado nuevamente. Su función reproductiva se verá restaurada y entonces podrá ella concebir de manera natural, sin tener que recurrir a la fertilización in vitro.

Pero este tratamiento, aunque suene novedoso, no es algo que nunca se haya hecho antes. En entrevista para el New York Post, Sherman Silber, un doctor de Missousi que trabaja en un centro de infertilidad comenta que éste es un tratamiento que realizan con frecuencia y que el 75% de los embarazos que se han realizado usando este procedimiento han sido nacimientos exitosos. “Este tratamiento no se ha hecho más popular en Estados Unidos porque no es una máquina de hacer dinero, como la fertilización in vitro“, aseguró.

Esperemos que pronto este tratamiento esté disponible en más ciudades y países, pues aunque existen diversas opciones para poder tener hijos después de someterse a quimioterapias, los tratamientos de fertilidad suelen ser muy costosos.



Relacionados

Te puede interesar:

Una nueva y preocupante moda: violencia obstétrica