Inicio > Embarazo > Temperatura en el embarazo

Temperatura durante el embarazoTemperatura en el embarazo

Cuando estás embarazada, tu temperatura corporal se eleva, y puede llegar a ser peligroso para tu bebé o provocarte episodios de deshidratación de cuantía variable, más aún en ambientes calurosos, si no tomas las precauciones debidas.

Experto: Claudio García, ginecólogo y docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Mayor
 

La buena noticia es que eso te hace menos susceptibles al frío en el invierno. La mala noticia es que también te hace más susceptible a sentir mucho calor en verano.

De acuerdo con la Universidad de Michigan Health System, la razón por la que no debe aumentar mucho la temperatura durante el embarazo es que la de tu bebé también aumentará a medida que lo hace la tuya, y esto puede afectarlo negativamente en su sistema nervioso y cerebro. El aumento también puede conducir a la deshidratación, que puede ser un problema grave durante el embarazo.

Para evitar el aumento de la temperatura, las mujeres embarazadas deben evitar o moderar el tiempo de permanencia en situaciones de riesgo como:

 

  • Saunas.
  • Lugares con aire acondicionado a temperaturas muy elevadas.
  • Ejercicios que aumenten la temperatura corporal a más de 37ºC (una regla de oro citada a menudo es mantener el pulso no superior a 120-140 latidos por minuto, aunque en muy buena forma las mujeres embarazadas a veces rompen esta regla).
  • Tomar el sol por períodos excesivamente largos

Para mantenerte cómoda en un clima cálido, los expertos recomiendan:

  • Uso de ropa liviana y cubrir la cabeza con sombreros o quitasoles.
  • Usa paños húmedos en zonas estratégicas como la frente, cuello y nuca
  • Bebe muchos líquidos para mantenerte hidratada.
  • Evita la exposición prolongada al sol.
  • Realiza ejercicios a la sombra o en lugares bien ventilados (con aire acondicionado) y con bastante espacio.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV