Inicio > Embarazo > Primeros síntomas del embarazo

Primeros síntomas embarazoPrimeros síntomas del embarazo

El retraso de tu ciclo menstrual y las náuseas son los síntomas más conocidos de embarazo, pero también hay cambios en los pechos, en el olfato e hinchazón abdominal.

Experto: Andrés Santini, ginecólogo de Clínica Santa María

El retraso de tu período suele ser el primer indicador que te hace pensar en un posible embarazo. Sin embargo, sabemos que es una señal muy incierta, sobre todo en el caso de que no tengas reglas regulares. No obstante, si estás con retraso y quieres saber si estás embarazada, a continuación te describimos los primeros 10 síntomas de embarazo a los que debes poner atención. De todos modos es recomendable que te hagas un test, ya sea de los que se compran en la farmacia o visitando a tu ginecólogo, quien a través de un examen de sangre, te lo confirmará.

1. ¿Sientes hinchazón y sensibilidad en los pechos?

Este es uno de los primeros síntomas del embarazo. La inflamación y aumento de sensibilidad de los senos es provocada por el incremento de tus niveles hormonales. Para que tengas una referencia, esta molestia puede compararse con la que sientes en los pechos antes de tus períodos, sólo que mucho más intensa.

2. ¿Tienes náuseas o vómitos?

Lo habitual es que las náuseas no se manifiesten hasta aproximadamente un mes después de haber concebido. Sin embargo, algunas mujeres pueden comenzar a tener estas molestias un poco antes. Las náuseas generalmente desaparecen al iniciarse el quinto mes, pero cerca de la mitad de las mujeres que sufren de náuseas comienzan a aliviarse de esta desagradable molestia al comenzar el segundo trimestre de embarazo.

3. Cansancio

¿Te has sentido cansada sin motivo aparente últimamente? No se sabe exactamente qué es lo que provoca el agotamiento del principio del embarazo, pero puede ser que al aumento rápido del nivel de progesterona sea la causante de tu somnolencia. Este cansancio persistente comienza a desaparecer cuando llegas al segundo trimestre del embarazo, tiempo en el que notarás que recuperas tu energía habitual. No obstante y como es lógico, la fatiga reaparecerá al final de tu embarazo, producto del mayor peso que cargas y por la falta de sueño provocada por la incomodidad.

4. Pérdida de sangre

No sé sabe a ciencia cierta cuál es la causa de que a algunas mujeres les salga un poco de sangre por la vagina a los once o doce días de haber quedado embarazadas. Se cree que es debido a la implantación del óvulo fecundado en la pared del útero, por ser ésta una zona con gran irrigación sanguínea. Si bien la cantidad de sangre que se pierde es mínima y no alcanza a durar más de uno o dos días, es conveniente que se lo informes a tu médico, en especial si sientes dolor, para descartar la posibilidad de un embarazo ectópico (embarazo fuera del útero).

5. ¿Hay ciertos olores que te resultan repulsivos?

Es probable y totalmente normal, que algunos olores, perfumes y en particular los aromas de ciertas comidas te resulten repugnantes hasta la náusea. No hay una causa comprobada para esto, pero se cree que podría ser ocasionado por el aumento rápido de tus niveles de estrógeno. Lo más desconcertante es que es posible que comidas que solías disfrutar de pronto te resulten repulsivas.

6. Hinchazón abdominal

De manera similar a como suele ocurrir poco antes de que te llegue la regla, los cambios hormonales del inicio del embarazo también pueden hacer que te sientas hinchada. Así que no es raro que la ropa te apriete en el vientre desde la etapa inicial del embarazo.

7. ¿Sientes ganas de orinar a cada rato?

Si quedaste embarazada hace poco tiempo es posible que te la pases yendo al baño. La causa de que tengas tantas ganas de orinar es que tus riñones están trabajando más debido al aumento de la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan por tu cuerpo, por lo tanto tu vejiga se llena con mayor frecuencia. Este síntoma suele aumentar y mantenerse a lo largo del embarazo debido a la presión que ejercerá tu bebé sobre la vejiga a medida que se desarrolle.

8. Retraso de la menstruación

Ciertamente si es que tienes un ciclo menstrual regular y repentinamente tienes un retraso, lo más seguro es que te vayas a hacer un test de embarazo mucho antes de que te percates de cualquiera de los síntomas descritos anteriormente. Pero en el caso de que tus períodos sean irregulares y no acostumbres llevar un control riguroso de las fechas de tu ciclo, es posible que lo que te haga sospechar que estás embarazada sea la sensibilidad en los pechos, las náuseas o las ganas frecuentes de orinar, antes de darte cuenta del retraso y realizar la prueba de embarazo.

9. Tu temperatura corporal basal se mantiene alta

En el caso de que estés controlando tu temperatura corporal basal (temperatura al despertarte por las mañanas) y notes que se ha mantenido elevada durante 18 días seguidos, es muy probable que hayas quedado embarazada.

10. La evidencia final: tu test de embarazo da positivo

Los test de embarazo son bastante certeros, sin embargo ten en cuenta que muchos de ellos detectan el embarazo sólo una vez que ha transcurrido alrededor de una semana desde el retraso de tu regla. Comprueba el resultado con otro test en el caso de que el primero lo hayas hecho antes de este plazo. De ser positivo, haz una cita con tu doctor y ¡muchas felicidades!

¿Cómo es posible que algunas mujeres no presenten síntomas en un par de meses y no sepan que están embarazadas?

El doctor Andrés Santini, ginecólogo de Clínica Santa María explica que “son probablemente mujeres que cumplen con varias características, tales como:

  1. Mujeres con ciclos irregulares, donde el atraso menstrual es de rutina.
  2. Mujeres que se realizan test de embarazo y son falsamente negativos. En ocasiones se realizan muy precozmente escapando a los períodos de detección.
  3. Mujeres con sobrepeso significativo.
  4. Pacientes que presentan metrorragia de múltiples causas, simulando un ciclo menstrual.
  5. Mujeres asintomáticas para el embarazo.
  6. Mujeres con una excesiva actividad física durante la mayor parte del día.

Sin embargo, es muy difícil que sobre la semana 20 no se percate”, agrega el especialista.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV