Conociendo los sentidos del bebé

Los sentidos del bebé

Desde el nacimiento, la mayoría de los pequeños pueden percibir todas las acciones del mundo que los rodea, de allí parte la importancia de estimular los sentidos de del bebés y observar sus reacciones y desarrollo de los canales sensoriales.

Dado que los bebé aprenden a través de los sentidos, es indiscutible la importancia de proporcionarles gran diversidad de experiencias sensoriales que incrementen su saber acerca del mundo y enriquezcan su desarrollo intelectual.

A medida que pasan los meses, el bebé va unificando la información que recibe por los diferentes canales sensoriales, es decir, relaciona lo que ve, oye, siente, huele, prueba y logra destrezas más complejas, pero el conocimiento no será obtenido simplemente por las reacciones inmediatas del niño ante los objetos, además lo alcanzará por asociaciones de percepciones anteriores, por eso se habla del mundo a través de los sentidos del bebé.

Todos los estímulos que recibe son sumamente importantes para su desarrollo psico-motor, asimismo son una excelente herramienta para los procesos de pensamiento, porque los impulsa a utilizar el sistema cognoscitivo, el razonamiento, la lógica y la capacidad para solucionar problemas.

Los sentidos del bebé están basados en 6 canales sensoriales:

  1. Visión: Es a través de ella que el bebé, descubre la luz; percibe formas y colores y además logra las percepciones de profundidad y distancia en el espacio.
  2. Audición: El sentido del oído constituye un medio importante a través del cual el niño se relaciona con su ambiente y aprende el lenguaje.
  3. Tacto: Por medio de este sentido, el niño experimenta la forma, textura, tamaño, dureza y otras características de los objetos con los que su piel entra en contacto. Es uno de los más valiosos medios de que dispone el bebé para explorar el mundo y aprender. Es a través de la piel que el bebé recibe el mayor número de estímulos afectivos en etapas tempranas.
  4. Olfato: Este sentido es uno de los más desarrollados al nacer; el recién nacido diferencia el olor de su madre, al de cualquier otra persona. En la mayoría de los ambientes el aparato olfatorio del niño se ejercita constantemente y éste se constituye en otro canal de aprendizaje importante.
  5. Gusto: El bebé posee al nacer alguna sensibilidad gustativa, que se observa en su reacción ante estímulos diferentes a la leche. Las experiencias ofrecidas en este aspecto le permitirán posteriormente reconocer, discriminar e interpretar con precisión una amplia gama de estímulos gustativos.
  6. Vestibular-Propioceptivo: Son receptores que informan sobre la posición del cuerpo en el espacio.



Relacionados

capacidades del bebé durante sus primeros meses
Te puede interesar:

Reflejos, destrezas y capacidades del bebé durante los primeros meses