Nacimiento armónico

El nacimiento armónico es un concepto que consiste en brindarle a la embarazada en trabajo de parto y al bebé condiciones favorables para que este instante trascendental sea agradable, disminuyendo o suprimiendo los elementos traumáticos.  El parto en agua es una de sus formas.

El parto en agua es considerado como alternativo, ya que es poco común en el contexto venezolano, aunque a decir verdad, tampoco es tan usual a nivel mundial. Es una forma de nacer, que según quienes lo promueven, ofrece múltiples ventajas tanto para la madre como para el recién nacido. Lo diferencia de los otros partos el hecho de que la parturienta se sumerge en una bañera llena con agua tibia, a una temperatura cercana a los 37 grados presentes dentro del vientre materno, que es el medio en el que ha estado inmerso el bebé durante las 40 semanas de gestación.Esta es la costumbre de los partos en agua realizados en nuestro país, porque en otros, como Holanda, más bien usan agua templada.

A continuación enumeramos los beneficios de dar a luz en agua:

  • Procura a la parturienta confort y movilidad.
  • La posición sedente que adopta la madre en la bañera, facilita el descenso del bebé. La postura tiende a lo vertical, por lo que es cónsona con la Fisiología del parto (bebé está descendiendo).
  • Al estar el cuerpo sumergido, se reduce la presión sobre el abdomen. Así se favorecen las contracciones uterinas y la circulación sanguínea, lo cual tiene como consecuencia una adecuada oxigenación de los músculos uterinos y del bebé. -Como facilita la relajación, el medio acuático ayuda a la madre a conservar su energía, ya que la inmersión reduce la oposición de la gravedad.
  • El agua relaja los músculos del piso pélvico y facilita la dilatación.
  • Baja la presión sanguínea.
  • Produce un efecto de analgesia natural y una sensación placentera. Las terminaciones nerviosas se saturan con esta sensación de placer que otorga el agua caliente y disminuye las señales de dolor que viajan hasta el cerebro. Por dicha razón a esta herramienta también se le denomina “aquadural” (porque sustituye a la anestesia peridural).
  • Al sustituir a los anestésicos químicos, se constituye en un método natural efectivo y seguro.
  • Además de mitigar el dolor físico ayuda a reducir la ansiedad y favorece la relajación mental.
  • Para el bebé también produce beneficios, porque pasa de un medio acuático (estaba flotando en el líquido amniótico) a otro, por lo que el proceso de transición es más amigable y aminora el trauma del nacimiento.
  • Otro aspecto hermoso del parto en agua es la integración de papá al proceso. Se acostumbra en esta forma de nacimiento que el padre esté presente como apoyo de su pareja. Su presencia profundiza su vínculo afectivo con la madre y el hijo.  


Te puede interesar:

El racismo en los niños