Seguridad máxima en tu piscina

Accidentes en piscinas

La asfixia por inmersión es la segunda causa de muerte en menores de 18 años en Chile y el mundo. Facemamá te presenta un moderno sistema para resguardar a tus niños de las piscinas.

En Chile, mil cien niños mueren al año a causa de distintos accidentes. Un 25 por ciento de ellos se trata de siniestros a bordo de automóviles, y con 20 puntos porcentuales, el segundo lugar lo ocupa la asfixia por inmersión. Es decir, el fallecimiento de infantes, especialmente menores de cinco años, por la sumersión en un medio líquido.

“Esto significa que 220 a 230 menores al año mueren por este motivo en Chile. Eso es, más o menos, 0, 75 pequeños al día, es decir, dos niños cada tres días”, precisa con preocupación el pediatra y experto en seguridad infantil, doctor Carlos Hinzpeter.

Actualmente el mercado ofrece distintas alternativas para una seguridad máxima en tu piscina:

  • Una de las más conocidas es la reja, que debe rodear por completo el recinto y cuya altura aproximada debe llegar a un metro y 30, con una separación de ocho centímetros entre los barrotes.
  • Además, se debe evitar dejar cualquier elemento que le permita al niño saltar la protección y sufrir de igual modo un accidente.

Frente a esta inquietante situación, Hemel Producciones trajo a Chile un moderno dispositivo que en Canadá obtuvo el prestigioso Premio a la Innovación en 2004. Se trata de Safety Turtle, una alarma que te indica el momento preciso en que tu hijo se ha sumergido en el agua.

Safety Turtle

Es una pulsera con forma de reloj y una entretenida tortuga que debes colocarle al niño en su muñeca. Se sujeta gracias a una llave especial que por medio de un solo clic, mantiene el brazalete asegurado al pequeño.

A su vez, el dispositivo está conectado de forma inalámbrica a una Estación Base. Ésta puede colocarse hasta 60 metros de la piscina; en caso que no tengas enchufes cercanos o te encuentres en una laguna, posee una batería que puedes recargar en el auto.

Cuando tu niño comience a utilizar la pulsera, verás que: “Si se salpica con agua no pasará nada, sino que en el momento en que se hunda en la piscina, comenzará a sonar una alarma que llega a 110 decibeles y que no cesa hasta que acudas junto a él, le saques la pulsera y la seques”, precisa el médico.

Al adquirir este producto podrás notar que la Estación Base no tiene vencimiento, aunque si las pulseras. Éstas se cambian cada cinco años, periodo aproximado que dura la batería que contienen, precisamente porque antes de los 12 meses es muy poco probable que el niño caiga al agua, ya que no camina. “El riesgo se suscita a partir del año de vida y hasta los seis, puesto que habitualmente un niño de cinco o seis años sabe nadar”, acota el pediatra y experto en seguridad infantil.

 

 

Temas: , ,

protección
Te puede interesar:

10 tips de protección para su vivienda cuando salga con su familia de vacaciones