¿Qué hacer para evitar la inquietud de niños en la Cena de Navidad?

Inquietud de Niños-Manejo

La inquietud es definida por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) como «la falta de tranquilidad, desasosiego o desazón que experimenta una persona en un momento determinado». Es común en niños sobre todo cuando se aproxima la Nochebuena.

Los padres se encargan de moldear la personalidad de los jovencitos y por eso necesitan conocer técnicas para evitar que ellos sientan ansiedad a la hora de la Cena de Navidad.

Esto último ocurre porque los menores están condicionados por factores como la inminente llegada del Viejito Pascuero con los juguetes anhelados. Lo anteriormente expuesto los lleva ser traviesos algo que podría ser incómodo para sus progenitores que centran su interés en celebrar el aniversario del nacimiento del Niño Jesús.

Tips para tratar la inquietud de los chicos

La BBC de Inglaterra dio a conocer unos tips para acabar con la inquietud de los menores de edad, entre los que se destacan:

  • Ocupar la mente. El papá y la mamá pueden tomar un objeto para ordenarle al infante que lo analice, examine y ponga a prueba sus cinco sentidos. Eso les generará calma y los convertirá en seres con más capacidad de concentración.
  • Fomentar la alegría. Cuando los jovencitos se sienten ansiosos tienden a ponerse tristes. Para que eso no ocurra, se debe fomentar la diversión. Los adultos deben crear rutinas de juegos y contar chistes que generen felicidad en los «reyes de la casa».
  • Enseña a respirar. Cuando un representante le pide a su chico que tome aire de manera pausada, la actividad se convertirá en una buena aliada para conseguir que los menores de edad recuperen la tranquilidad. También les ayudará a meditar y eso se traduce en incrementar su capacidad reflexiva.

Otros consejos útiles para los papás

Club Familias, un sitio web que se especializa en la crianza, recomendó unas acciones para que los padres puedan manejar mejor la inquietud de sus chicos, las cuales se darán a conocer a continuación:

  • Despertar la creatividad. Instar a los muchachos a dibujar y colorear, especialmente los mandalas, los puede llevar a alcanzar un estado de paz. También los insta a ejecutar manualidades, pues se mantendrán concentrados.
  • Caminar juntos. Al salir a la calle en los días de Navidad, los grandes y chicos pueden compartir una actividad cardiovascular que reduce los niveles de estrés y eso facilitará que los más pequeños puedan esperar sin sobresaltos a que Santa Claus les dé el regalo que han esperado.
  • No presionar. Se debe evitar bajo cualquier concepto que los jóvenes sean objeto de preguntas constantes, pues dar respuestas continuas los desesperará. En estos casos, es mejor que los integrantes del núcleo familiar inicien una buena conversa. De esta manera, se bajará cualquier tensión.

Si los papás ponen en práctica estos tips, seguramente tendrán mejores resultados a la hora de acabar con la inquietud de los niños, algo vital para moldear sus comportamientos sociales, así como para encaminarlos a transformarse en seres emocionalmente que basarán sus decisiones en procesos reflexivos y no en la impulsividad.


Zapatos escolares
Te puede interesar:

Zapatos escolares: ¿Cómo debe ser un zapato escolar?