Saltar la cuerda, un ejercicio divertido que contribuye al bienestar infantil

Salto de cuerda-Niños

Saltar la cuerda es un ejercicio que, por su facilidad de realización, se transforma en una alternativa ideal para que los niños conserven un óptimo estado de salud.

De acuerdo con especialistas en medicina, este es un ejercicio que mejora el aparato cardiovascular y fortalece los músculos, algo que permite que puedan crecer sin contratiempos.

Este tipo de acondicionamiento no requiere de una gran inversión de dinero, sino de las ganas de trabajar por parte de los menores que, de paso, lo consideran divertido.

¿Qué mejora el salto de cuerda?

La revista científica Siclo infirmó los cinco grandes beneficios que produce el salto de cuerda en jovencitos, las cuales se nombrarán a continuación:

  • Quemar calorías. En poco tiempo, brincar de manera constante permite que el sistema cardiovascular se mantenga activo, se genere una gran sudoración y se disminuyan los niveles de grasa que generan el sobrepeso.
  • Fortalecimiento muscular. Abdominales, lumbares, cuádriceps y pantorrillas se tonifican de una manera veloz con esta disciplina. Esto previene dolores y minimiza el riesgo de fracturas.
  • Incrementa la concentración y la agilidad. El cuerpo tiende a reaccionar rápidamente a distintos estímulos, cuando posee más elasticidad. A nivel del cerebro se activan los dos hemisferios y eso genera que los seres humanos tengan más retentiva.
  • Potencia capacidades. El corazón se acopla al trabajo constante y es capaz de enviar una mayor cantidad de sangre a los distintos órganos, lo cual genera una sensación de bienestar plena.
  • Liberación de estrés. Los niveles de ansiedad bajan considerablemente, porque se libera un mayor número de endorfinas. La sensación de felicidad incrementa el autoestima de los practicantes y permiten que tengan un mejor humor.

Más datos importantes de la actividad

Sports Medicine, sitio web especializado en salud, indicó otras ventajas que produce saltar la cuerda en los niños. Entre ellas se pueden nombrar las siguientes:

  • Incrementa la densidad ósea. Es importante para el ciclo vital, pues con la fortaleza de los huesos se previene que los chicos tengan problemas de osteoporosis en cualquier parte de su ciclo vital.
  • Aumenta la velocidad. Las personas que saltan la cuerda pueden recorrer grandes distancias sin problemas.
  • Mejora la motricidad. Con tan solo practicarla 15 minutos por día, las personas, especialmente los menores de edad, pueden coordinar mejor cada uno de sus movimientos. Esto ocurre porque trabajan a la perfección sus pies y manos en cada una de las sesiones.

Estos son algunos de los beneficios que produce saltar la cuerda en los niños, que pueden motivar a sus padres a acompañarlos en rutinas diarias, caracterizadas por la diversión.

Temas: ,

Punción Lumbar-Niños
Te puede interesar:

Punción Lumbar, un elemento que puede salvar la vida de los niños