Alimentos con omega-3: ¿Sólo en pescados?

Alimentos con omega 3 para embarazadas

La alimentación durante el embarazo es de vital importancia tanto para la madre como para el bebé que se está gestando, además de eso, la madre debe ingerir la cantidad de vitaminas y los nutrientes necesarios para el bienestar de ambos durante y después del embarazo.

El omega 3 durante el embarazo tiene como objetivo desarrollar adecuadamente el cerebro del bebé, ya que este se involucra con la formación del tejido cerebral y ocular del pequeño. Los ácidos grasos que son ingeridos por la madre mediante su alimentación o suplementos, atraviesan la barrera plantaria hasta llegar al feto y cumplir su función.

Alternativa de alimentos con omega-3

Existen bastantes alimentos enriquecidos con omega-3, además del pescado entre ellos tenemos:

  • Los huevos.
  • La leche.
  • Las bebidas de soya.
  • Los jugos de frutas.
  • El yogur.
  • El pan.
  • El cereal.

Suplementos de omega-3

  • Se puede ingerir un suplemento de aceite de pescado o de otros omega-3, no tienen contraindicación y son una fuente segura de este nutriente, sobre todo si no se come pescado.
  • Estos contienen EPA y el DHA y no están contaminados de mercurio. Muchos son a base de aceite de pescado, pero el mercurio no está en la grasa o almacenado en el tejido graso, por lo que no se encuentra en el aceite.
  • Una buena alternativa para aquellos que no comen carne o pescado por ser vegetarianos, son los suplementos derivados de algas marinas en lugar de pescados.

El mercurio ¿Sólo está en el pescado?

  • El mercurio está por todos lados, en el aire que respiramos, los volcanes o los incendios de los bosques.
  • Otra forma en la que se esparce es por la acción del viento, por las centrales termoeléctricas, plantas de cemento y fábricas de productos químicos e industriales.
  • Se usa para la elaboración de termómetros y termostatos, de manera que existen posibilidades de encontrar residuos en vertedero de basura.

Pescados recomendados para comer

Los pescados que se pueden recomendar son aquellos bajos en mercurio y altos en grasas saludables como: la anchoa, la trucha arco iris (de criadero), el salmón, las sardinas y el pescado blanco. 

  • Atún en lata

Se recomienda no comer más de 340 gr. por semana de “atún en agua” y no más de 170 gr. por semana de “atún en aceite”. Aunque el atún blanco es superior en valor nutritivo que el atún en agua, ambos son recomendables, especialmente si es el único pescado al que se tiene acceso.

  • Pescados en ríos o lagos locales

El consumo adecuado dependerá de qué tan limpia de agentes tóxicos es el agua del lago, río o zona costera. Lo mejor será consultar con anticipación que tan limpia es la zona de pesca para evitar preocupaciones extras.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Embarazo en invierno