Discusiones: ¿Quién gana, tus hijos o tú?

gritos

Si a veces te parece que estás en un campo de batalla con tus hijos, constantemente luchando por el poder, este artículo es para ti.

Puede que tus niños quieran imponer sus puntos de vista, sobre todo si han llegado a la pre-adolescencia. Debes saber que las luchas de poder no son saludables y realmente no sirven para lograr lo propuesto.

¿Qué es una lucha de poder?

Consiste en una discusión en la que los padres difieren del hijo y pelean hasta que una de las partes cede. Si es el padre quien cede, el hijo siente que es capaz de salirse con la suya ante cualquier situación; mientras que, si es el joven el que cede, puede generarse un círculo vicioso en el que el padre se acostumbra a llevarse mal con su hijo.

¿Cómo remediar la situación?

Se deben evitar estas formas de comunicación tóxicas y privilegiar el trato amable y respetuoso en la familia.

No dejes que se “salga con la suya”

Los adolescentes deben entender que sus padres tienen más experiencia que ellos y que no satisfarán todos sus caprichos. Debes ser firme y no darle el control de la situación al niño, no importa cuánto alegue.

Es importante que tu hijo entienda que quien pone las reglas en casa eres tú y debes hacerlo entender que no están a discusión.

No te salgas de tus casillas

Si te da un ataque de nervios, tu hijo terminará “ganando” la discusión. Una manera de evitar las luchas de poder es manteniendo la tranquilidad. Cuando uno está molesto, es más fácil perder los estribos y dejar de pensar lógicamente. Los padres tienen que ser capaces de controlar sus emociones frente a sus hijos. Y otra cosa: no confundas firmeza con ira o enojo.

El que seas firme no significa que no puedas ser flexible. En cada situación puedes ver si es factible ceder en algo, sin dejar de controlarla. Una idea es ofrecer dos opciones apropiadas para que tu hijo escoja, dentro de los parámetros que tú hayas fijado.

Recuerda sembrar en tus hijos muchos valores a través de la comunicación. En los momentos de tranquilidad trata de hablar todo lo que puedas con ellos para no caer en situación  de conflictos entre ustedes. Trátalos con amor y respeto para que ellos también te expresen esos sentimientos.

Temas: , ,

Relacionados

familia
Te puede interesar:

¿Está bien discutir a la vista de los hijos? Averigua…