La importancia de escuchar a los hijos

familia

La comunicación en la familia es todo un desafío, ya que no se trata sólo de transmitir información, sino de hacernos entender. Además, hay mucho más envuelto que sólo las palabras, como los gestos y el lenguaje corporal. Este artículo te enseñará a escuchar de verdad a tus hijos para conocer sus corazoncitos.

La comunicación y la educación están relacionadas

No deben existir temas prohibidos con los niños, ya que necesitan aprender de sus padres cómo enfrentarse al mundo. Cuando la comunicación es efectiva, la relación es de calidad, y los niños se sienten comprendidos. A su vez, los padres entienden mejor las necesidades de sus hijos. Esta buena comunicación fomenta conversaciones profundas para toda la vida.

La habilidad social y la seguridad emocional de los niños están vinculadas a la relación que tenga con sus papás. Escuchándoles contribuirás a que tengan una buena autoestima. Por lo contario, una mala comunicación mina el amor propio de los niños, quienes no se sienten importantes ni suficientemente amados. Esto podría generar una brecha en la relación y disminuir la confianza en sus padres.

Formas de aprender a escuchar a los hijos

De seguro quieres que tus retoños se sientan comprendidos y amados por ti. Comienza a trabajar en esto desde la infancia, contestando todas sus preguntas y escuchando todos sus pensamientos, sentimientos y preocupaciones.

Nadie nace siendo un perfecto comunicador; se debe aprender y ensayar, superando los denominados «ruidos comunicativos», donde se distorsiona el mensaje que se quiere transmitir. Si procuras escuchar siempre a tus hijos –sin importar qué tengan que decir– los estarás acercando más a ti.

Algunas sugerencias: establece contacto visual, no te distraigas con aparatos electrónicos, asiente con la cabeza, no interrumpas y expresa tu opinión cuando te la pidan con ternura y sinceridad.

 


Consecuencias del exceso de golosinas
Te puede interesar:

¿Cómo evitar el consumo excesivo de dulces en Halloween?