La bronquitis en niños pequeños

bronquitis

La bronquitis corresponde a una inflamación de los bronquios, se caracterizan por ser las principales vías hacia los pulmones.


La bronquitis corresponde a una inflamación de los bronquios, se caracterizan por ser las principales vías hacia los pulmones.

Además, la acompaña la tos y la expectoración. Puede ser aguda (dura poco tiempo) o grave (mucho tiempo y recurrente).

Riesgos de la bronquitis aguda

Siempre existen riesgos en las enfermedades. En el caso de la bronquitis aguda, éstos son:

  • Los niños tienen mayor riesgo, si sus papás fuman, o al menos, uno de los dos.
  • Si tienen una enfermedad cardíaca o pulmonar.

Riesgos de la bronquitis crónica

Existen muchas irresponsabilidades de los adultos a las que los niños pueden verse expuestos. La exposición al humo del cigarro es una de ellas. Ésta, a su vez, representa el mayor riesgo para los niños. Puesto que su humo es la principal causa de bronquitis crónica.

Muchas veces el nivel de gravedad que tenga la enfermedad, tiene relación con cuánto se haya fumado o cuánto tiempo haya sido la exposición al humo.

Este tipo de bronquitis también recibe el nombre de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. En este punto, el enfisema es una variante de este tipo de enfermedad.

Es así como, mientras se agrava, el niño experimenta, cada vez, más problemas para respirar. También, presenta problemas para caminar o para llevar a cabo, esfuerzos físicos varios. Por lo mismo, necesitará oxígeno suplementario en forma diaria.

Este tipo de bronquitis crónica es de larga duración y por ello, los cuidados respecto de ella, son mayores.

Para que sea posible el diagnóstico de este tipo de bronquitis, se necesita que el niño hay tenido tos, acompañada de mucosidad, la mayoría de los días, por unos tres meses.

La bronquitis puede agravarse por los siguientes factores:

  • La contaminación del aire.
  • Ocupaciones como la extracción del carbón, la fabricación de textiles y la manipulación de granos.
  • Infecciones y alergias.

Tratamiento de la bronquitis

Como todas las enfermedades, la bronquitis no es la excepción y tiene un tratamiento que mejorará la vida de quienes la sufren.Generalmente, no se necesita un tratamiento en basa a antibióticos.

El niño puede conseguir que las flemas puedan salir, si es que toma mucho líquido. Si la tos del niño presenta secreciones, la mamá no le debe dar medicamentos para detenerla.

Si el niño consume medicamentos, las flemas serán retenidas en los pulmones, lo que contribuirá a la infección. En el caso de la bronquitis aguda, no se necesitan antibióticos, porque la infección se detiene, en forma espontánea en el lapso de una semana.

Medidas para lograr alivio

La mamá puede hacer lo siguiente:

  • Paracetamol para la fiebre.
  • Descanso y reposo.
  • Que beba mucho líquido.
  • Si los síntomas en el niño no mejoran, el pediatra puede recetar un inhalador para abrir las vías respiratorias.
  • También, prescribirá el uso de antibióticos si es que el niño tiene una infección bacteriana secundaria.

 


Niños desobedientes
Te puede interesar:

¿Cómo educar a los niños desobedientes?