Mamá ¿Existe Santa Claus?

Santa Claus

 

Se acerca la Navidad y los más pequeños de la casa son los que más disfrutan y esperan la llegada de Santa. ¿Cómo controlar la ansiedad y develar este gran misterio?

 

Para muchos niños la magia de la Navidad se basa en la llegada de Papá Noel, y en ocasiones, al saber la verdad, muchos sienten pena o desilusión. Francisca Carrasco, Psicóloga Infantil de Clínica Avansalud, señala que lo más importante frente a esta situación es escuchar al niño, “Es muy importante saber qué siente y qué cree, escucharlo con mucha atención para que se sienta acogido y contenido e esta forma le será más fácil sobrellevar la pena. Es primordial responderle con la verdad a todas sus preguntas, pero no es necesario darle más información de la que pida, ya que él preguntará lo que necesita saber”.

Advierte que si el niño no se ha enterado por otras fuente como amigos o en el colegio, no es necesario romperles la ilusión cuando comienzan a preguntar en casa, “se puede responder de forma ambigua y decirles, ¿qué crees tú?, para dejar que el niño que quiera creer pueda seguir creyendo. Muchas veces los pequeños saben que no existe, pero les gusta seguir creyendo y no es necesario romper eso. Ahora, si piden que por favor les digan la verdad, es importante responder con honestidad todas sus preguntas”.

La especialista explica que a medida que los niños crecen se van relacionando con más personas y familias distintas, donde escuchan diferentes versiones y opiniones acerca del tema. Esto les permite cuestionar las creencias que les han inculcado en sus casas y por eso comienzan a preguntar.

La ansiedad en esta época aumenta y la Psicóloga Francisca Carrasco comenta que es algo absolutamente normal, al ver la compra de regalos y ese ambiente típico navideño pueden estar un poco más inquietos de lo habitual. “Probablemente comiencen a preguntar cuando falta para que pase el Viejito Pascuero, pero es una ansiedad normal que no es necesario controlar si ven a sus padres tranquilos y contentos, ellos tomarán la misma actitud. En el caso que este nerviosismo se convierta en un problema, podemos enseñarles técnicas de relajación como respiraciones por ejemplo, para ayudarlo a calmarse durante la espera”.

La especialista menciona que una buena forma de controlar la ansiedad en la época navideña, es invitarlos a realizar sus propios regalos para la familia mediante dibujos, manualidades o elaboración de galletas navideñas.

 ¿Y después de la navidad?

Esta época se une a la de vacaciones, lo que se traduce en niños con más tiempo libre. La doctora señala que naturalmente los niños buscarán como ocupar ese tiempo, jugando o viendo televisión, sin embargo recomienda a los padres preocuparse de las actividades de sus hijos y aprovechar la máximo esta instancia que se da pocas veces en el año. “Lo ideal es aprovechar este tiempo para generar espacios de juego en conjunto, padres e hijos y también permitir que existan momentos en que se aburra para que él mismo use su imaginación para entretenerse y busque o invente juegos. No es necesario que los padres le inventen los juegos a los niños, pero sí deben preocuparse de que exista el espacio y tiempo adecuado para que los niños puedan crear y divertirse” señala.


Trastorno de hiperactividad en niños
Te puede interesar:

Cómo controlar la conducta agresiva de los niños