Evitemos que nuestros hijos tengan diabetes

diabetes infantil

Parece algo sólo de adultos, pero es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia, debido al aumento de la obesidad y sedentarismo en los niños. Evitemos que nuestros hijos tengan diabetes.

Experto: Patricia Lacourt, endocrinóloga infantil de Clínica INDISA.

¿Sabías que la diabetes es la segunda enfermedad crónica más común en la niñez, y que en los últimos años ha disminuido la edad en que solía manifestarse, siendo cada vez más frecuente el debut en niños menores de 6 años?. La diabetes se produce por una alteración en la producción de insulina por parte del páncreas o por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. La insulina es la que ayuda a transformar el azúcar en energía, promoviendo el buen funcionamiento del cuerpo.

Lo que nos puede hacer sospechar de que un niño tiene diabetes son los siguientes síntomas: aumento de la frecuencia de orina, sed importante, baja de peso con apetito aumentado, entre otros. “Si esto perdura en el tiempo, se puede agregar dolor abdominal, náuseas, vómitos, deshidratación y compromiso de conciencia constituyéndose la cetoacidosis diabética”, explica la Dra. Patricia Lacourt, endocrinóloga infantil de Clínica INDISA.

Existen tres tipos de diabetes. “Diabetes tipo 1, la más frecuente en los niños, que es cuando el páncreas deja de producir insulina; la tipo 2 es cuando hay exceso de insulina, pero no funciona; y otros tipos de diabetes más raras”, señala la Dra. Lacourt.

Tiene un componente genético que da la predisposición a padecerla, pero uno no hereda la diabetes. Deben existir factores gatillantes como obesidad, virus, alimentación, etc.

La diabetes tipo 1, que aparece súbitamente, puede surgir a partir de los seis meses y a cualquier edad, aunque es más común entre los 5 y 7 años, y durante la pubertad. La diabetes tipo 2 es más frecuente en adultos, pero cada vez se ve más en la niñez y adolescencia, dado la epidemia de obesidad que tienen nuestros niños.

Es necesario que los niños tengan una alimentación saludable, rica en fibras y pobre en azúcar, y que realicen actividad física, evitando una vida sedentaria, con mucho tiempo frente al televisor, computador, celular o videojuegos. Hay estudios que aseguran que los niños que hacen deporte de manera regular, pueden tener mejores niveles de glucosa en la sangre que los que no lo hacen.

En ambas diabetes el tratamiento se basa en el autocontrol, auto-cuidado, alimentación saludable y ejercicios. La diabetes tipo 1 se maneja bastante bien con una modalidad intensificada, es decir, con medición de glicemias e inyecciones de insulina en las comidas. La tipo 2 se controla con medicamentos como la metformina y no con hipoglicemiantes orales como los adultos.

“La diabetes es una enfermedad crónica que tiene problemas de secreción o de función de la insulina por lo que no se recupera. El mensaje más importante que le debemos transmitir a nuestros niños, que si bien esto es de por vida, uno puede manejar bien la diabetes y no ésta a nosotros”, afirma la Dra. Patricia Lacourt, endocrinóloga infantil de Clínica INDISA.


la enfermedad manos, pies y boca
Te puede interesar:

La enfermedad manos, pies y boca