Por qué es importante no discutir delante de los niños

discutir delante de los niños

Muchos padres hoy día no se dan cuenta el por qué es tan importante no discutir delante de los niños y por eso dedican su tiempo juntos como familia para expresar sus diferencias de manera desagradable, hasta el punto de llegar a agredirse tanto verbal como físicamente y toda esta situación ocurre delante de los más pequeños de casa.

En la actualidad, como una manera de concientizar a todos esos padres que han perdido quizás un poco la cordura y se han puesto a discutir delante de los niños, hemos decidido, explicarles el por qué es importante no discutir delante de los niños, para así ayudarlos a entender que hay soluciones viables para evitar esos disgustos y discusiones que pueden perjudicar a los más pequeños.

Por qué es importante no discutir delante de los niños:

• Una de las razones por la cual es importante no discutir delante de los niños, es porque ellos absorben todo lo que ven y escuchan, no sé si has escuchado decir “que los niños copian todas las cosas que ven en los padres”, pues eso realmente es verdad. Los padres son un ejemplo a seguir para sus hijos y si estos ven que discuten, se gritan, se agreden físicamente, es ese el comportamiento que copiarán y emplearán en un futuro.
• Otra razón por la cual es importante no discutir delante de los niños, es que esas agresiones los afecta psicológica y emocionalmente, al punto que los pequeños no sabrán cómo distinguir sus emociones, por ejemplo: un pequeño que observa a sus padres discutir constantemente, no logra controlar e identificar sus emociones, por lo que no podrá resolver conflictos de su vida diaria de la mejor manera.
• Otra razón, es que si los padres no están de acuerdo en algún tema relacionado con sus hijos y la forma de resolver esa diferencia es discutiendo sus ideas en presencia de los niños, ellos se van a sentir confundidos al no saber quien tiene la razón y en muchas ocasiones, los pequeños se inclinan a la opción que más sea conveniente para ellos.
• Además de todo lo dicho anteriormente, si una pareja discute delante de sus hijos, hace que los pequeños se sientan tristes, desanimados, desmotivados y con mucho dolor, pues se confunden al no saber a quién darle la razón y no entienden que pasará después de la discusión, no saben si sus padres se dejaran o se contentaran. Todos estos sentimientos de confusión, por lo general, causan en los niños un gran estado de depresión y un gran sentimiento de tristeza.

Para culminar es importante que todos los padres entiendan que si tienen algunas diferencias en cuanto a la crianza de sus hijos u otro tema, puedan resolverlo a solas y considerando mucho el proceso de comunicación, recuerden que todos los padres están para proteger y cuidar el bienestar de sus hijos. Si discuten frente a ellos no estarán cuidándolos ni protegiéndolos.


Consecuencias del exceso de golosinas
Te puede interesar:

¿Cómo evitar el consumo excesivo de dulces en Halloween?