Cómo motivar a tu hijo para que haga sus tareas

niña

Casi todos los niños rehúyen las tareas escolares, y claro, después de estar en el colegio todo el día, lo que menos quieren es estudiar en casa. Además, para algunos, concentrarse y entender lo que se les pide es un desafío. ¿Cómo ayudarlo a terminar sus tareas y subir sus notas?

  1. Anímalo con tus palabras

Lo que le digas puede contribuir a su entusiasmo y ganas de hacer las tareas. En lo posible, encómialo cuando resuelva problemas, como los matemáticos. Esto hará que vea las cosas positivamente; en vez de pensar «nunca podré resolver esto”, pensará “con esfuerzo, soy capaz de hacerlo».

  1. Asegúrate de que tenga lo que necesita

Si se requieren determinados útiles para hacer una tarea o trabajo, haz lo posible por proveérselos. Una manera de entusiasmarlo es ir a comprar juntos esos materiales, para despertar su apetito por usarlos.

  1. Favorece que se exprese

Hay muchas maneras en que los niños se expresan: dibujos, palabras, canciones o bailes… depende mucho de ti crear un ambiente ideal para que él pueda desarrollar su creatividad.

  1. Ejerce paciencia

No todos resaltamos en todas las materias. Así que se debe estimular a los niños a potenciar sus habilidades innatas y, con mucha paciencia, ayudarlo en aquellas asignaturas que no entienda o claramente rechace. Para ayudarlo, menciona ejemplos de la vida diaria para ejemplificar los contenidos de la clase.

  1. Repite una y otra vez

La repetición es la madre de la retención. Así que tu hijo tendrá que repetir varias veces lo que necesita aprender. Puedes hacerlo entretenido al componer canciones o rimas con lo que debe memorizar. Se ha investigado que la música tiene un efecto tremendo en la memoria.

  1. Premia sus logros y esfuerzos

Recompensa sus logros, con un sticker colorido en las páginas de su cuaderno, por ejemplo. Otro premio puede ser algo rico para comer o permiso para ver un poco más de tele ese día… los niños se encantan con cosas simples.

  1. Haz de las tareas una actividad divertida

Logra que estudiar sea tan divertido como jugar. Verás cómo se incrementa su confianza y capacidades.


Te puede interesar:

Berrinche en niños ¿Cómo manejarlos sin perder la cabeza?