Cómo detectar una depresión en tu hijo

síntomas de la depresión infantil

Los adultos tienden a creer que la depresión se hace presente solo en personas que pasan cierta edad y la realidad es que la depresión afecta también a los niños debido a la falta de madurez y a los pocos conocimientos sobre resolución de conflictos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la depresión infantil es un trastorno del estado de ánimo, que a causa del poco control emocional pueden desencadenar alteraciones que interferirán en el desarrollo del niño.

Causas

  • Relaciones conflictivas entre los padres como discusiones, insultos o golpes en presencia del niño.
  • Los padres se enfocan tanto en sus problemas que terminan distanciándose del pequeño.
  • Malos tratos y problemas de comunicación entre los padres y el niño.
  • Divorcio o separación.
  • Ausencia en el hogar por parte de la madre o el padre debido al trabajo (es importante compensar las horas que te mantienes fuera de casa).
  • Bullying en el colegio o comunidad.
  • Problemas físicos.
  • Causas fisiológicas (problemas hormonales).

Síntomas de la depresión infantil

Se encuentran tristes o apáticos, pierden el apetito, muestran poca integración escolar o con los miembros de la familia, sus expresiones faciales siempre reflejan tristeza y manifiestan una conducta irritable. En los niños mayores los trastornos de ánimo pueden tener síntomas parecidos a los de un adulto.

Consecuencias

Las consecuencias se verán reflejadas en el rendimiento escolar del niño, los padres podrán notar sus bajas calificaciones o su poca destreza. Si la depresión no es tratada a tiempo puede conllevarlo a un retraso en el desarrollo intelectual y social. 

Tratamiento

  • Terapia cognitivo conductual para el niño.
  • Indicación de fármacos (el especialista determinará si es necesario la ingesta de algún medicamento).
  • También existe el tratamiento combinado, donde se indican medicamentos y terapias psicológicas.

Los padres también deben acudir a terapias, sobre todo si el especialista determina que la depresión es producida por factores externos, es decir, que no tienen ninguna relación fisiológica.

Recuerda que como padre debes tomarte un tiempo para observar a tu pequeño y conversar con el de lo que ha vivido durante el día, esto es muy importante para ambos pues al hacerlo se crea un lazo de unión y confianza que hará que tu hijo cuente contigo al momento de estar pasando por un problema o una depresión.

Dedícale el tiempo necesario a tu hijo y demuéstrale en cada momento compartido lo mucho que lo amas, hazle saber que puede contar contigo en todas las situaciones de su vida y que puede acudir a ti si está pasando por una situación difícil.

Temas: , , , ,

Relacionados

Qué deben hacer los niños en vacaciones
Te puede interesar:

¿Cómo los niños pueden aprovechar y disfrutar el tiempo?