¿Cómo enfrentar la ansiedad por separación?

ansiedad por separación

Los niños durante sus primeros años de vida pueden experimentar distintas emociones al observar que sus padres estarán ausentes por muchas horas. Conoce cómo ayudar a tu hijo a enfrentar la ansiedad por separación.

¿Cómo enfrentar la ansiedad por separación?

Ten presente que la resistencia de tu pequeño a que te vayas es un buen indicio de que se ha producido un apego saludable entre ambos. Finalmente, tu hijo entenderá que cada vez que te vas, regresas, y eso será suficiente para que se quede tranquilo mientras estás fuera. Esto permitirá que tu hijo desarrolle habilidades de afrontamiento y una cierta independencia.

Cómo evitar la Ansiedad por separación

Las siguientes estrategias pueden serte útiles para ayudar a tu bebé a atravesar esta etapa difícil:

  • Elige el momento adecuado. Trata de no llevar al pequeño a una guardería entre los 8 meses y 1 año, porque es más probable que se desarrolle la ansiedad de separación por primera vez. Procura no separarte de él cuando esté cansado, con hambre o nervioso. Si es posible, sal luego de las siestas y las comidas.
  • Practica con tu hijo para separarte de él y para que vaya conociendo poco a poco a las personas y los lugares nuevos. Si pretendes dejar a tu pequeño con alguien, invita a la persona antes para que compartan un rato mientras tú no estés presente. Si tu hijo va a empezar a ir a una nueva guardería o colegio, ve con él un par de veces antes de que comience el horario completo.
  • Transmite tranquilidad y actúa coherentemente. Crea un ritual para irte, haz que la despedida sea agradable, amorosa y sin vacilaciones. Transmite serenidad y confianza.
  • Cumple tus promesas. Es importante que regreses en el momento en que has prometido hacerlo. Así, tu hijo desarrollará la confianza de que puede afrontar la separación.

Recomendaciones

  • Aunque sea muy difícil separarte del niño cuando llore y grite llamándote, debes confiar en que la persona que lo cuida puede hacerse cargo de la situación.
  • Si eres tú quien está cuidando al hijo de otra persona y éste sufre ansiedad por separación, intenta distraer al niño con una actividad o juguete, con canciones, juegos o cualquier cosa divertida. Probablemente pruebes varias cosas hasta encontrar algo que atraiga la atención del niño.

Los niños que experimentan este trastorno tienen miedo de perder a sus familiares y tienen la sensación de que va a ocurrir algo malo. Acude al médico si tu hijo presenta:

  • Síntomas de pánico (náuseas, vómitos o dificultades para respirar) o crisis de angustia antes de que uno de los padres se vaya.
  • Pesadillas relacionadas con la separación.
  • Temor a dormir solo.
  • Temor excesivo a perderse, ser secuestrado o ir a algún lado sin los padres.

En la mayoría de los casos, la ansiedad por separación desaparece sin necesidad de atención médica. Pero si te preocupa, habla con un especialista.

Temas: , ,

Neurología infantil
Te puede interesar:

Hablemos de neurología infantil