Dar pecho al bebé: el apego y lo práctico de amamantar

dar pecho

El apego y lo práctico de dar pecho resulta una ventaja no sólo para la salud de tu bebé, sino también para la economía del hogar.

Experto: Rosa Niño, matrona y profesora de la Escuela de Obstetricia de la Universidad de Chile

Lo práctico de amamantar puede ir más allá de los múltiples beneficios en salud que le entrega la leche materna a tu bebé, o de las condiciones favorables como el apego que se genera entre madre e hijo. Eso, porque existen otras ventajas de dar pecho que, quizás, no son tan conocidas.

Este es el caso de la practicidad que tiene el dar pecho a tu bebé, por ejemplo, la facilidad de poder estar amamantando en cualquier momento y lugar, porque claro, la leche materna siempre está disponible con la consistencia y temperatura adecuada. Considerando además, que no toma demasiado tiempo alimentar a tu bebé, porque tampoco requiere una gran preparación previa.

La comodidad también es una ventaja importante, porque no es necesario estar sentada sobre la cama para poder dar pecho, puedes acomodarte en una silla o sillón y hasta de pie, si encuentras la posición adecuada. Otro punto relevante es la higiene, porque al no existir contacto entre la leche materna y el exterior, ésta pasa directamente del pecho hacia la boca de tu bebé, lo que da señales de un proceso limpio y seguro.

Eso sí, antes de poner el pecho a tu bebé, es necesario que te limpies el pezón con un algodón y agua tibia, ojalá hervida. En este punto te damos un dato muy útil y práctico: si te encuentras en un lugar en donde no tienes agua limpia a tu alcance, puedes depurar tu pezón con la misma leche materna y la ayuda de un pedacito de algodón.

La Matrona y Profesora Asistente de la Escuela de Obstetricia de la Universidad de Chile, Rosa Niño Moya, señala que este procedimiento se conoce como “parche de leche” y agrega que debe ser realizado antes y después de dar leche.

Entre las variadas ventajas de amamantar a tu bebé y además del apego, existe una muy importante para tu salud: el evitar la mastitis. Ello porque si tienes la costumbre de darle pecho a tu bebé y de sacarte leche cada vez que lo consideres necesario, descongestionarás tus pechos, evitando así sufrir esta dolorosa afección. Por otra parte, si te creas el hábito de congelar la leche materna, siempre podrás tenerla guardada para cuando sea necesario.

Dar pecho permite que tu bebé reciba una gran cantidad de propiedades y beneficios desde el primer día de su vida, por lo que su salud se ve notablemente fortalecida.

Amamantar te ayuda, a recuperar de manera más rápida y eficaz la figura que tenías antes del embarazo, porque es una función que colabora en la disminución de peso, esto debido a que como en todas las actividades que realiza el ser humano, permite quemar calorías.

Por último, vale considerar también que en estos tiempos de crisis financiera, dar pecho a tu bebé es beneficioso para mantener la economía en el hogar, ya que la leche materna es gratis y no hay necesidad de utilizar costosas fórmulas artificiales u otro tipo de productos para alimentar a tu hijo.

¿Ves? Es natural, maravilloso y además de generar una relación sana e indestructible entre tú y tu bebé, te facilitará el proceso de alimentación.

 

Temas: , ,

lactancia
Te puede interesar:

¿Por qué tantas mujeres fracasan en la lactancia?