Displasia cervical y mamaria

displasia cervical

Te contamos acerca de la importancia del control con el ginecólogo durante toda la vida de la mujer, para prevenir o tratar a tiempo algunas anormalidades a nivel celular. A continuación te informamos acerca de la displasia cervical y mamaria.

La displasia es una anormalidad en el aspecto de las células, debido a los disturbios en el proceso de maduración celular. Se desarrolla en la capa epitelial y aunque podrían regresar espontáneamente, las lesiones se deben eliminar. Esto es posible hacerlo por medio de una cirugía, quemado químico, láser o congelador.

Las lesiones más conocidas de displasia son las precursoras al cáncer cervical, llamada neoplasia intraepitelial cervical (CIN). Algunas veces esto puede ser causado por el virus del papiloma humano y la mayoría de las veces, la mujer no se da cuenta que lo posee. Es por eso que se recomienda a las mujeres realizarse el papanicolau periódicamente, ya que de esa forma se puede descubrir si se presenta la enfermedad.

Displasia cervical

Cuando hay un desarrollo anormal de las células del cuello del útero, la mujer presenta displasia cervical.

Mientras la mujer está en edad de menstruación, las células del útero están muy activas, lo que incentiva el crecimiento anormal de células, produciéndose displasia.

Pero muchas mujeres relacionan displasia con cáncer, la displasia no es cáncer, lo que pasa es que si estas células anormales no se tratan a tiempo, se puede producir cáncer.

La presencia del Virus Papiloma Humano (HPV) es una causa común de células anormales. Puede causar un crecimiento de verrugas en la piel, los pies, los genitales o el ano. Hay HPV que pueden infectar el cuello del útero, provocando la displasia. De la misma forma, aquellas mujeres que posean VIH, tienen más posibilidades de tener displasia.

A continuación te mostramos qué mujeres tienen más probabilidades de desarrollar displasia:

  • Aquellas que fuman.
  • Tienen relaciones con más de una persona al mismo tiempo.
  • Las que presentan verrugas genitales.
  • Las que por primera vez tienen relaciones sexuales a una edad muy temprana.
  • Quienes tienen mala nutrición y consumen pocas vitaminas.

Diagnóstico de la displasia cervical

La manera de diagnosticar esta enfermedad es mediante el examen Papanicolau, en donde se recogen células del cuello uterino, las que posteriormente son enviadas al laboratorio. En algunos casos, aunque pocos, la displasia también se puede presentar en la vagina y vulva, por lo que se necesita controlar estas partes cuidadosamente durante el examen pélvico.

Si efectivamente se encuentra displasia en el cuello del útero, puede ocurrir lo siguiente:

  1. El área afectada de la mujer puede sanar mediante la respuesta inmunológica de ésta, llevando a que la displasia de grado-bajo desaparezca.
  2. Puede permanecer por mucho tiempo, sin variaciones.
  3. La zona con displasia puede cambiar, convirtiéndose en cáncer cervical.

Tratamiento para la displasia cervical

Mediante un instrumento llamado colposcopio, las zonas anormales son extraídas y examinadas detalladamente. De esa forma, el especialista podrá saber si se presenta displasia o cáncer.

Existen varios tratamientos por los que se pueden extraer las células anormales:

  • Conización: consiste en extirpar porciones de tejido del cuello del útero en forma cónica.
  • Crioterapia: en este tratamiento se congelan los tejidos
  • Electro cirugía: con el calor se destruyen los tejidos anormales
  • Extirpación electro quirúrgica: el crecimiento afectado es eliminado, mediante energía eléctrica.
  • Láser: con su luz, se destruyen los tejidos anormales.
  • Extirpación de verrugas genitales: con este tratamiento se puede disminuir la posibilidad de que vuelva la displasia.

¿Puede volver la displasia cervical?

Luego de realizarse el tratamiento, hay probabilidades de que la mujer nunca más desarrolle displasia, siendo sanada ciento por ciento. Pero también es probable que este mal vuelva a aparecer, debido a que el Virus del Papiloma Humano se puede haber encontrado en zonas no tratadas.

Quienes tienen más probabilidades de volver a presentar displasia, son aquellas mujeres que poseen el VIH.

La única forma de prevenir el cáncer cervical, es que la mujer se someta nuevamente a un tratamiento contra la displasia.

La mujer puede seguir algunos consejos para que su cuerpo se encuentre en mejores condiciones y así, pueda sanar de manera más rápida:

  • Dejando de fumar.
  • No teniendo relaciones sexuales con varios hombres.
  • Comiendo sanamente.
  • Consumiendo multi-vitaminas.

Las mujeres deben tener presente que si se trata la displasia, se puede prevenir el cáncer cervical. Por eso es fundamental que nunca olvides visitar a tu ginecólogo para realizarte los exámenes necesarios.

Displasia mamaria

La displasia mamaria, consiste en una serie de cambios que se producen en el seno. Es muy normal que se de en mamas sanas. Esto afecta al tejido glandular y puede ir acompañado de fibrosis, retención de líquido y formación de quistes.

Se da principalmente en mujeres que tienen entre 30 y 50 años de edad, y las causas pueden ser variadas:

  • Origen psicológico (psicógeno).
  • Exceso de estrógeno, déficit de progesterona y exceso de prolactina (endocrino).
  • Por una mala alimentación o consumir ciertos medicamentos (no endocrino).

La displasia mamaria se genera principalmente porque hay mujeres que son más sensibles a estas hormonas, por lo que se les dilatan los conductos de las mamas. Esto produce dolor.

Síntomas de la displasia mamaria:

  • Irregularidad del tejido mamario.
  • Molestia permanente en los senos.
  • Sensación de inflamación mamaria.
  • Dolor intenso y sensibilidad.
  • Edema premenstrual.
  • Incomodidad que aumenta después de cada período menstrual.
  • Cambios en el pezón (picazón y sensibilidad).
  • En algunos casos se pierde líquido por el pezón.
  • Varios nódulos de distinto porte.

Recuerda estar permanentemente palpándote los senos para ver si encuentras algo extraño. En caso de que así sea, no dudes y visita inmediatamente a tu ginecólogo. Lo más probable es que él te realice una mamografía y una ecografía, para así descartar la posibilidad de que sea cáncer.

Temas: , , , , ,

Mitos sobre los anticonceptivos
Te puede interesar:

Mitos sobre los anticonceptivos y su relación con la infertilidad