Estímulos para bebé de 2 meses

Aquí te daremos a conocer algunas actividades para que puedas realizar con tu hijo de acuerdo a cada una de sus destrezas. Los estímulos para bebés de 2 meses tienen como objetivo desarrollar las capacidades del pequeño, motivándolo con ciertas actividades específicas.

Seguir objetos con la vista

  • Acaricie al niño, háblele, cántele, mírele a los ojos, mientras le esté dando la mamadera o el pecho, así él fijará los ojos en su cara.
  • Frente al niño recite o cante versos acompañados de mímica, movimientos o sonidos, tales como balanceo, palmas, movimientos de cabeza.
  • Coloque detrás de una cartulina un juguete que llame la atención del niño. Mueva la cartulina a un lado, después al otro, con intervalos prudenciales, para que pueda observar el objeto.
  • Coloque frente al niño objetos de colores fuertes para que los mire. Si el niño pierde el objeto vuelva a colocarse frente a sus ojos.
  • Coloque frente a los ojos del niño un juguete, idealmente luminoso, brillante y sonoro. Cuando lo esté mirando, acérqueselo y aléjeselo lentamente, para que lo siga con la vista. Si el niño lo pierde, vuelva a comenzar. Luego mueva el objeto lentamente hacia izquierda y derecha, arriba y abajo. También puede hacer pequeños círculos.
  • Muestre al niño un juguete pendiente de una cuerda, moviéndolo como un péndulo, para que el niño siga su movimiento con sus ojos.
  • Muestre al niño una bola, haciéndola saltar sobre una mesa y rodándola en diferentes direcciones para que la siga con los ojos.
  • Muestre al niño juguetes en un recipiente hondo y cuando lo esté mirando, agite el recipiente para que los juguetes salten hacia arriba y caigan nuevamente dentro del recipiente.

Sonreír ante apariciones visibles y animadas

  • Para motivar la sonrisa del niño colóquese frente a él, a poca distancia, para hablarle, cantarle, etc. Celébrele, béselo y acarícielo cada vez que sonría.
  • Cúbrase la cara con un pañal, frente al niño, retire el pañal, varias veces, buscando que el niño responda al juego con sonrisas y gorgoritos.
  • Cuando el niño esté mirando su cara, coloque en medio un cartón y haga que su rostro aparezca y desaparezca frente a él. Juegue con el niño cada vez que la mire, motivando así su sonrisa.
  • Sobre una superficie plana coloque un juguete en movimiento: trompo, carreta, carro, etc., observe si aparece sonrisa durante el movimiento y si el niño hace alguna manifestación de querer que se repita la acción.
  • Sujete un juguete a una cuerda y hágalo aparecer y desaparecer dentro de un recipiente. Observe las reacciones del niño. Si le gusta el juego, seguramente sonreirá.

Jugar con sus manos

  • Cuando el niño tenga sus manos cerradas, roce el dorso de su mano con objetos muy suaves, así, el niño abrirá la mano. Aproveche entonces para que agarre su dedo meñique u otros objetos pequeños, fáciles de acomodar en la mano del bebé.
  • Toque diferentes puntos de la mano del bebé para que realice movimientos con ellas (abrir- cerrar agarrar- retirar).
  • Mueva una mano del bebé hasta tocar la otra y espere a que las entrelace, suéltelas y repita nuevamente el ejercicio, hasta que el niño permanezca con las manos entrelazadas por varios segundos, o imite el movimiento.
  • Mueva los brazos del bebé haciendo palmas, ojalá frente a sus ojos.
  • Deje objetos livianos y pequeños (sonajeros- chupete- muñeco), cerca de las manos del bebé para que al rozarlos ocasionalmente, trate de cogerlos y luego los manipule.
  • Cuando tenga alzado al bebé, deje que le toque la cara y la recorra con sus manos.
  • Muéstrele al niño un objeto liviano que usted ha notado que le gusta mucho; una vez que el niño demuestre su interés y entusiasmo, deje caer el objeto sobre su pecho y hombros para que trate de buscarlo con las manos.
  • Coloque una pequeña pulsera con cascabeles en la muñeca de uno de los brazos del niño; al mover el brazo el niño descubre el sonido que produce la pulsera. Esto lo llevará a mover más su brazos para oír los cascabeles.
  • Coloque al niño boca abajo y ponga a su alcance un juguete que le guste. Anímelo para que se esfuerce en mirarlo y tocarlo.
  • Ofrezca al niño un juguete liviano pero suficientemente grande que le permita utilizar sus 2 manos para agarrarlo y manipularlo.
  • Cuando el niño esté interesado, manipulando un juguete y éste se deslice de sus manos, déle oportunidad para que él por su propio esfuerzo lo recupere.
  • Muestre al niño un móvil hecho con figuras de colores llamativos; ojalá que al moverlo produzca un sonido agradable, permítale que agarre las figuras y disfrute del juguete. Coloque el móvil en diferentes posiciones y distancias.

Sostener objetos pequeños en la mano

  • Coloque un sonajero en la mano del niño, ayúdelo a sostenerlo durante algunos segundos, varias veces, volviendo a colocarlo en su mano cuando lo deje caer.
  • Coloque el sonajero en la mano del bebé y ayudándole, agítelo varias veces, para que él trate de imitar el movimiento.
  • Muestre un objeto liviano y de colores fuertes al niño, una vez que demuestre interés por el objeto, acérquelo a sus manos para que lo toque, lo agarre y lo sostenga.
  • Muestre al niño juguetes pequeños de diferentes formas y texturas (moviéndolo- pendiendo de una cuerda- haciéndolo sonar); una vez que se haya interesado por un juguete, ofrézcalo para que lo agarre y manipule.
  • Ofrezca al niño objetos dentro de un recipiente para que trate de meter sus manos y sacarlas.
  • Cuando el niño esté sosteniendo un juguete en 1 de sus manos, ofrézcale un juguete, para lograr que utilice las 2 manos a la vez.
  • Ofrezca al niño 2 juguetes fáciles de agarrar, 1 para cada una de sus manos; luego ofrézcale un 3° juguete para animarlo a que “tome una decisión”.
Temas: , ,

Relacionados

actividades para bebés de 2 meses
Te puede interesar:

Actividades para bebés de 2 meses