¿Cómo saber si el niño tiene parásitos?

el niño tiene parásitos

En su gran mayoría los niños pequeños tienen parásitos, pero ¿cómo saber eso? En este artículo se hablará de ese tema para que como madre puedas estar informada y ayudar a tu hijo en este caso.

Para poder entender con más claridad el tema se debe definir primero que son los parásitos:

La parasitosis intestinal, mejor conocidos como lombrices u oxiuros, son infecciones intestinales que pueden producirse por la inhalación de huevos o larvas de gusanos. Estas provocan un número considerable de niños infestados en cualquier país. Si observas que tu hijo se encuentra irritable por las noches y con molestias probablemente es porque tiene parásitos, por eso es importante que revises su ano y estés al pendiente de sus heces para observar si estos están presentes.

¿Cómo saber si el niño presenta parásitos?

Cuando tu bebé tiene parásitos lo puedes evidenciar si observas algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor o picor en la región anal o en los genitales, con más frecuencia durante la noche.
  • Irritabilidad y un sueño intranquilo.
  • Bruxismo (apretar y rechinar los dientes).

¿Cómo se contagian los parásitos?

Las lombrices intestinales se contagian con facilidad a través de sus huevos,  los cuales entran al cuerpo del niño por medio de:

  • Las manos de los niños: Cuando los mismos sienten que les pica suelen rascarse con frecuencia en la zona afectada, en ese momento los huevos de los parásitos que son microscópicos quedan por debajo de sus uñas y si el niño se lleva las manos a la boca los introducirá de manera involuntaria nuevamente a su cuerpo.
  • La ropa: Los huevos también pueden terminar en la ropa interior, pijamas, toallas o ropa de cama y en esos lugares sobreviven por dos o tres semanas aproximadamente.
  • Otros objetos: El niño puede tocar diferentes objetos con las manos infectadas dejando los huevos en ellos, como por ejemplo, muebles, juguetes, inodoro, entre otros.
  • Los alimentos que se encuentre infectados por riego con aguas focales.
  • Las piscinas, parques, aulas, entre otros.

¿Cómo prevenir el contagio de lombrices?

Puedes prevenir la reaparición de parásitos tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lavarse bien las manos y con frecuencia, sobre todo después de ir al baño o al llegar del parque, de la escuela y antes de comer.
  • Contar y limpiar bien las uñas.
  • No morderse las uñas.
  • Cambiar la ropa interior a diario.

Si observa que tu hijo tiene parásitos llévalo a una consulta con el pediatra, para que este te indique el tratamiento que debes usar por vía oral para matarlos.

Temas: , ,

Relacionados

berrinches o rabietas
Te puede interesar:

Autismo: ¿Cómo estimular a los niños autistas?