Verrugas en bebés: ¿Por qué el bebé las tiene?

Verrugas en bebés

Como padres, estamos constantemente aprendiendo sobre la vida de nuestros hijos y prestando atención a todos los cambios en sus cuerpos. Estamos constantemente comprobando si su organismo está funcionando correctamente y prestando atención a cualquier síntoma, pero hay algunos que nos llaman más la atención que otros, como las verrugas en bebés. ¿Por qué el bebé tiene verrugas? En este artículo aprenderás más sobre esta condición, que es más común de lo que pensamos.

Verrugas en bebés: ¿Qué son?

Estos son pequeños parches endurecidos de piel con una superficie irregular. Suelen aparecer en manos, pies y cara, pero también pueden aparecer en otras partes del cuerpo.

La buena noticia es que la mayoría de las verrugas en bebés no enfermarán a tu hijo ni le causarán ningún problema importante, y si le molestan, tu médico puede eliminarlas con una variedad de tratamientos o prácticas.

¿Por qué aparecen las verrugas?

Las verrugas en bebés son causadas por un germen asociado con el virus del papiloma humano (VPH). Este germen puede ingresar al cuerpo de tu hijo debido a varias razones, tales como: a través de una herida infectada o por contacto con toallas, ropa, superficies o verrugas de otras personas.

Las verrugas en bebés prefieren lugares cálidos y húmedos para reproducirse y, por lo general, no se ven de inmediato: puede tomar al menos un mes para que crezca una verruga, por lo que es imposible saber dónde y cómo la contrajo tu hijo.

Aunque en la mayoría de los casos son inofensivas, necesitamos conocer los diferentes tipos de verrugas para poder acudir al médico y recibir el tratamiento necesario para eliminar las verrugas en bebés.

Tipos de verrugas en bebés

Generalmente hay cuatro tipos de verrugas: verrugas comunes, planas, filiformes y plantares.

  • Las verrugas comunes se caracterizan por ser uniformes, duras, de color marrón claro o grisáceo. Crecen en los dedos, manos, pies, rodillas y codos.
  • Las verrugas planas, por otro lado, son suaves, lisas o muy ligeramente elevadas. Suelen aparecer en pequeños grupos en la cara, las manos o la parte delantera de las pantorrillas. Pueden ser de color rosa, tostado o amarillo y son del tamaño de una cabeza de alfiler. Pueden aparecer hasta 100 verrugas planas juntas.
  • Las verrugas plantares son las más dolorosas y provocan molestias al caminar o descansar el pie. Son ásperos, esponjosos, de color marrón o gris con puntos negros.
  • Las verrugas filiformes, por otro lado, crecen en superficies como la nariz, la boca y el mentón, similares a las que se ven en los cuentos infantiles y las películas sobre brujas y magos.

Aunque estas son las verrugas más comunes, existen otras verrugas periungueales y verrugas genitales. Los primeros ocurren alrededor de los dedos, en la piel entre la cutícula y los dedos, y pueden causar grietas muy dolorosas, son propensos a infecciones y ocurren cuando el niño se muerde las uñas o se lastima los dedos.

Los genitales pueden tener verrugas por una variedad de razones, tales como: al usar inodoros, toallas o ropa interior contaminados por una persona que tiene verrugas, o al tocar las manos de un cuidador infectado al cambiar un pañal o bañar a un niño. En algunos casos, incluso puede ser una señal de abuso de un adulto hacia el niño.

¿Cómo puedo obtener un diagnóstico?

El pediatra puede hacer esto, pero en casos especiales, el pediatra puede derivarlo a un dermatólogo. Dependiendo del tipo de verruga, puede ser necesaria una biopsia si el médico lo considera necesario.

Sabemos qué son las verrugas y de qué tipo son, pero ¿cómo las tratamos? La mayoría de las verrugas en bebés desaparecen solas o con tratamiento con medicamentos y cremas de venta libre.

Hay muchas maneras de tratar las verrugas en bebés y generalmente son por estas razones: el área donde está la verruga, cuánto tiempo ha tenido el niño y si la verruga está creciendo o no. En este contexto, el médico puede prescribir: crema de ácido salicílico u otros medicamentos irritantes locales, congelar la verruga con nitrógeno líquido: criogenia, eliminar la verruga con láser o bisturí, electrocauterio de la verruga.

¿Cómo puedo evitar que mi hijo se infecte y tenga verrugas?

Mantén una excelente higiene, asegúrate de secar el cuerpo después del baño, prestando especial atención a los lugares donde aparecen las verrugas, acostumbre a su hijo a no tomar prestada ropa, toallas y mucho menos zapatos o ropa interior. Pídeles que siempre usen zapatos, pantuflas o chancletas en la piscina, incluso en el interior, para evitar las verrugas plantares.

Ante la duda, lo mejor es llamar al pediatra, llevar al niño a consulta y descartarlos.


Enseñar al bebé a sentarse
Te puede interesar:

Sillas de autos para bebés: viaja con tus hijos con seguridad y tranquilidad