Cómo vencer el hábito del tabaco si estás embarazada

Embarazo fumar

Si eres fumadora y estás buscando quedar embarazada, debes comenzar a evitar el tabaco desde ya. Eso facilitará la concepción. Por otro lado, si ya estás embarazada, déjalo cuanto antes. ¿Cómo vencer el hábito del tabaco si estás embarazada? El equipo de Facemamá te muestra como hacerlo.

Toda mujer embarazada sabe que fumar es muy dañino para ella misma y para la salud del feto. Sin embargo, dejar este vicio puede resultar en un verdadero desafío.
Quienes quieren dejar el tabaco deben buscar ayuda para vencer su adicción.

En ocasiones, las náuseas propias del embarazo obligan a la mujer a dejar de fumar; pero para otras el cigarrillo es una necesidad incluso en esta etapa. ¿Qué se puede hacer?

• Un primer paso es identificar el motivo por el que fumas y también visualizar los beneficios de dejar de hacerlo, como ahorrar dinero y sentirte mejor contigo misma.

• Cuéntale a tu círculo que quieres dejar de fumar. El apoyo que recibas es fundamental para lograrlo. Conversa sobre cómo pueden ayudarte y, si tienes amigos que fuman, pídeles que no lo hagan a tu lado. Si el papá del bebé fuma, sería bueno que se pongan la meta de dejarlo juntos.

• Busca ayuda adicional. Existen programas en los centros de salud en los que puedes participar. Pregúntale a tu médico.

• Bota todo lo asociado al tabaco: encendedores, ceniceros y obviamente las cajetillas que tengas en casa. Ventila tu ropa, vivienda y auto para eliminar el olor a humo.

• Si fumabas en tu tiempo libre, ocupa esos momentos con otra cosa: da un paseo, busca un hobby, ve una película, lee un libro o júntate con tus amigas.

• Realiza actividad física regularmente y practica ejercicios de relajación, ya que algunos fuman cuando están estresados o para combatir la ansiedad. Procura dormir bien.

• Evita todo lo que podría hacerte caer: fumadores, lugares, o situaciones que te den ganas de fumar o te insten a hacerlo.

• Crea nuevas rutinas libres del tabaco.

• Escoge un reemplazo para el cigarro. Puede ser un snack saludable, un jugo natural o una botella de agua. El síndrome de abstinencia es común ya que el cuerpo debe adaptarse a la falta de nicotina. Te resultará más fácil si piensas de antemano en cómo enfrentar esos momentos.
No te alarmes si recaes una vez. Debes tener una actitud positiva y realista, ya que dejar de fumar no es un proceso automático, sino que requiere tiempo.
Cuando lo logres, prémiate. Eso hará que pronto te sientas mejor, y notarás que tu cuerpo te lo agradecerá: tu piel, tu pelo y tus dientes. Pero la mejor recompensa de todas es que tu embarazo será seguro y tu bebé se formará sin complicaciones y nacerá sanito.


Te puede interesar:

Complicaciones del embarazo