¿Es posible saber si es niño o niña por lo latidos?

Cómo saber el sexo del bebé

Desde que las parejas se enteran que se convertirán en padres, las apuestas y las incertidumbres de si será una niña o un niño comienzan a crecer, y antes de que el doctor determine apropiadamente el sexo del bebé los futuros padres buscan las formas de saberlo a través de otros métodos como los latidos del corazón. Pero ¿Qué tan eficaz es esto?

Algunos especialistas aseguran que muchos padres que llegan a consulta desean saber con exactitud la frecuencia cardíaca del feto, con el fin de evaluar una creencia bastante extendida que indica que las pulsaciones de un bebé puede revelar el sexo.

La sabiduría popular “indica” que si la frecuencia cardíaca del bebé es menor de 140 latidos por minuto, será un varón; pero si las pulsaciones es mayor a 140 latidos por segundos es una niña. Algo que es totalmente falso pues los especialistas en obstetricia afirman que los latidos del corazón pueden cambiar según el entorno donde se encuentre la mujer.

No olvides que la única manera fiable de predecir el sexo del bebé no es con la frecuencia cardíaca, sino con una ecografía o una prueba médica que se realizará normalmente en la semana veinte.

¿Cuáles son las maneras más fiables para saber el sexo del bebé?

Lo más seguro o fiable para saber el sexo de nuestro bebé es que el médico haga una ecografía en el que viendo al pequeño pueda determinar si es niño o niña, pero este método puede fallar o quizás no saberse con seguridad si se realiza durante el primer trimestre. El segundo trimestre de embarazo suele ser el más confiable para determinar la sexualidad del bebé.

Otras creencias que pueden predecir el sexo del bebé

  • Se puede determinar a través de la coronilla sólo si tenemos ya algún hijo. Pues hay que fijarse en el nacimiento del pelo de la coronilla del hijo anterior. Si el nacimiento lo tiene en el centro, el próximo bebé será niña.
  • Según la forma de la barriga, es decir, si es más puntiaguda es niño, mientras que si es redondeada o achatada, niña. Sin embargo, hay muchos tipos de barrigas y su forma depende más de otras cuestiones que de esta creencia popular.
  • Determinar el sexo del bebé a través de los antojos es otro mito a la hora de predecir el sexo. Si a la mamá le apetecen dulces, es porque espera una niña; pero si lo que desea comer son alimentos ácidos o salados es un niño.

Todos los métodos anteriores no son fiables, pero sirven para disminuir la curiosidad en la madre. Asegúrese de seguir los controles prenatales hasta saber que indica el especialista sobre el sexo del pequeño.

Temas: , ,

Caída del cabello en el embarazo
Te puede interesar:

Cómo afrontar la caída de cabello durante el embarazo