La separación o divorcio; cómo enfocarse en el bienestar de los hijos

pareja enojada

Se trata de uno de los traumas más grandes para un niño: ver apartarse a sus padres por un divorcio. ¿Cómo disminuir ese dolor? Si estás pasando por esa experiencia, tu hijo requiere de tu apoyo, amor y protección, al tiempo que merece todas las explicaciones pertinentes.

 

Hay periodos particularmente delicados, ya que el niño necesita referencias estables: los primeros meses de vida, luego entre los 3 y 6 años y en la adolescencia. Debes reafirmarle a tu hijo lo siguiente:

  1. Que no es su culpa

Los niños entienden las situaciones en función de sí mismos, por lo que siempre pensarán que lo que los rodea está influenciado por lo que ellos hagan. Lo mismo puede pasar con la separación, preguntándose si el que papá o mamá se vayan se debe a algo que ellos hicieron o dejaron de hacer. Incluso si no te dice nada, es una inquietud real, por lo que debes transmitirle que no es responsable de lo ocurrido con sus progenitores.

  1. Que siempre tendrá el amor de sus papás

Háganle ver que nada cambiará la intensidad de sus sentimientos hacia él, que siempre velarán por su seguridad y que tendrá un lugar muy importante en su corazón. Reafírmale tu cariño de la misma manera cuando cambien otras circunstancias familiares, como la inclusión de hermanastros o hermanastras en su vida o una nueva pareja para uno de sus padres.

  1. Que sus sentimientos son válidos

El niño necesita expresar sus sentimientos, los cuales serán muy variados, desde rabia hasta pena. Es normal y comprensible que experimente sensaciones negativas que lo hagan sentir impotente. Por lo tanto, como papás deben comprender y aceptar sus crisis, incluso sus rabietas o sus silencios. Aceptar su dolor le da una posibilidad de superarlo, así que no se tienen que rechazar sus sentimientos.

  1. Que su mundo no se desintegrará

También es esperable que el pequeño o joven tenga muchas dudas respecto a la conformación de su universo, temiendo que éste se vuelva vulnerable. Podría sospechar de una mudanza, un cambio de colegio o tener inquietudes respecto a dónde pasará las celebraciones o vacaciones. Contesten a sus dudas con claridad, proveyéndole referentes estables. Lo ideal es conservar lo máximo posible su mundo, hábitos y espacios.

 


derechos de los hijos después del divorcio.
Te puede interesar:

Juicio de Alimentos: Demandas de pensión alimenticia