Peluches, compañeros perfectos cuando mamá o papá no están cerca

peluches

Los peluches se convierten en compañeros perfectos para dormir y abrazar cuando mamá o papá no están cerca. Son blanditos y acurrucables, por eso a todos les gustan. Se pueden morder, aplastar, cargar, llenar de besos.

Existen niños que pueden dormir abrazados a sus pequeños compañeros desde los seis meses, algunos pueden buscar sus peluches cuando les ocurre algo. Otros llevan sus peluches a todos lados con la función de darle seguridad.

No todos los niños necesitan de un peluche. Algunos niños no lo necesitan o no han encontrado un objeto con el cual hayan tenido una conexión. No todos los objetos de consuelo son un peluche, cerca del 90% de los caso los elige, pero los pequeños también pueden tener un vínculo especial con el pañuelo de su mamá ya que huele a ella.

No cualquier objeto puede ser un consuelo, debe cumplir con ciertas características. Debe ser blandito y suave, no haber sido impuesto y lo más importante haber acompañado a tu pequeño durante los primeros meses de vida.

Hay algunos padres que pueden dormir con algún peluche que les acomode durante el embarazo. El objetivo de eso es que vaya cogiendo el olor. Al momento de nacer, este peluche ya forma parte de la vida del pequeño y la acompañará en todos los momentos que tu hijo no pueda dormir.

Temas: , ,

reflujo
Te puede interesar:

¿Cómo aliviar el reflujo del bebé?