¿Cómo enseñar a tu pequeño a masticar?

masticación adecuada del niño

Que los niños inicien su proceso de masticación adecuadamente es una etapa que sucederá alrededor del primer año de vida en el que se recomienda no suministrar alimentos triturados para ir entrenando y reforzando su mandíbula ¿Cómo ayudarlo? muchos especialistas aseguran que dar este paso antes de iniciar la escuela favorece su proceso de adaptación a su entorno, durante el primer año de vida tu pequeño tiene varios cambios en su alimentación deberás tener paciencia y dedicación para que logre con éxito la adaptación de sabores, texturas y formas de alimentarse.

Se recomienda que a los niños no les den alimentos triturados a partir del primer año pero si es recomendable hacerles un pequeño entrenamiento un poco antes de cuando comiencen a salir los dientes, es un buen momento para otorgarle un alimento sólido por ejemplo puedes darle un pedacito de pan del día anterior que además lo ayudará a aliviar los dolores en sus encías.

¿Cómo estimularlos?

Para hacer que esta etapa fluya podemos tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • La paciencia y constancia deben estar presentes siempre ya que los cambios bruscos o imposiciones solo generarán tensión en tu hijo este aprendizaje dependerá de la buena disposición del niño y ser comprensivos sobre todo no desesperarse.
  • Para adaptar a tu pequeño puedes variar en las texturas del puré dejando pequeños trozos en la comida también puedes ir de a poco con carne picada en trozos muy pequeños.
  • Desde el año tu pequeño comenzará a mostrar cierta autonomía a la hora de alimentarse puedes permitirle que coma pequeños trozos de comida con sus manitos esto le permitirá desarrollar algunos hábitos alimenticios como la motricidad fina.
  • También puedes reducir la cantidad de puré y acompañarlo con otro alimento entre ellos puedes hacer un estofado con papas, una tortilla o comer un plátano.
  • Debes evitar alimentos con lo que se pueda atorar existen recetas donde puedes introducir frutas u otros alimentos jugosos sin el peligro de que pueda provocar un daño en tu pequeño.

A medida que tu hijo comience a crecer debes hacerlo entender que la masticación lo ayudará a tener una mandíbula fuerte y dientes sanos, en sus primeros años hay que tener cuidado para que no se trague alimentos enteros o poco triturados enseñandole a masticar despacio y varias veces esto le permitirá digerir y tragar mucho mejor.

Temas: , , , , , , ,

Relacionados

casa segura para bebés
Te puede interesar:

¡Una casa a prueba de bebés!