Los típicos errores relacionados con el sueño del bebé

sueño

Cuando el bebé no duerme bien, toda la familia sufre. En este tema te hablaremos de 2 errores que algunos padres cometen y cómo evitarlos para que los hábitos de sueño del pequeño (y de paso los tuyos) no se vean afectados.

  1. Dejar de lado las rutinas

Si los papás no respetan las rutinas de dormir del bebé, ya sea por algún panorama, el trabajo u otra circunstancia, no podrán sentirse seguros ni podrán descansar lo necesario. Lo mismo sucede si se les priva de su cuna, haciéndolos dormir en el coche u otro lugar.

Pasa lo mismo que con el resto de la gente, se requiere tiempo para quedarse dormido; primero relajarse y luego conciliar el sueño. Si sigues una rutina de descanso para el bebé, lograrás que duerma de corrido, tanto en la siesta como en la noche. Se acostumbrará a seguir horarios y sabrá cuándo es hora de dormir.

¿Cómo empezar la rutina? Debe comenzar 1 hora antes de que acostarlo. Consiste en: un baño caliente, ponerle el pijama, darle su cena, bajar las luces, contarle un cuento o cantar una canción de cuna y ¡a dormir! Recuerda seguir siempre el mismo orden, para que el bebé reconozca que el día ha terminado y es hora de dormir.

  1. Pasar por alto las señales de sueño

Existen diversos signos que indican sueño en los bebés: frotarse los ojos, bostezar, quejarse, llorar o rechazar la comida o el jugo. Asimismo, si el pequeño no presta atención a otras personas, es porque ya le está costando mantenerse despierto.

Si no se toman en cuenta estas señales, o peor aún, se le estimula en vez de relajarlo, no podrá conciliar el sueño y se sobre-excitará. Es muy importante prestar atención al sueño del niño, para luego proseguir con la rutina de sueño y acostarlo.

Si sigues estos consejos, tu retoño dormirá como un lirón y tu familia completa lo agradecerá.

 


manos
Te puede interesar:

¿Cómo estimular a tu bebé para que desarrolle algunas habilidades?