Adolescentes: Cómo afrontar la rebeldía de manera adecuada

Padres-Adolescentes

Los adolescentes, de acuerdo con expertos en psicología, representan verdaderos desafíos para sus padres, tienden a rechazar imposiciones y descatar algunas ideas de sus progenitores porque manifiestan su rebeldía mediante el constante rechazo a las imposiciones.

Según expertos en conducta humana y salud mental, la etapa que antecede a la adultez se caracteriza no sólo por los cambios físicos, sino también por la llegada de nuevas filosofías de pensamiento, las cuales regularmente son distintas a las de sus anteacesores, lo que genera una brecha generacional.

A menudo surgen discusiones sobre diferentes temas y eso, sin duda, afecta la armonía de la casa. Por esa razón, es bueno conocer algunas técnicas que permiten conservar la paz en el hogar, para que en la medida de lo posible, no se convierta en escenario de guerra.

Tips para evitar peleas con los adolescentes

Clarín, uno de los portales informativos más prestigiosos de Argentina, indicó algunos tips para evitar que un acto de inmadurez de los adolescentes genere consecuencias negativas como peleas, que pueden acabar en actos de maltrato físico.

Entre las recomendaciones se pueden mencionar las siguientes:

  • Aceptar el cambio. Los hijos dejaron de ser niños y manifestarán sus puntos de vista de manera tajante. Por ello, hay que respetar sus puntos de vista, siempre y los mismos no sean ofensivos.
  • Poner límites. No hay que recurrir al castigo de manera constante, porque los muchachos tienden a acostumbrarse a ellos y acaban por ignorarlos. Es preferible poner límites sobre horas de llegada tras salidas, momentos de estudio y descanso. Eso les permitirá asumir responsabilidades.
  • Usar la comunicación. Hablar es la mejor manera de conocer las inquietudes de los jóvenes y evita que surjan discusiones acaloradas. Cuando los papás fomentan el diálogo, se reducen las tensiones.

Otras recomendaciones útiles

Cuídate+ y Colegio del Valle también dieron a conocer unos tips para impedir que la permanencia de los adolescentes en la casa se convierta en una pesadilla para sus representantes. Entre esos consejos se encuentran los siguientes:

  • Crear empatía. Los progenitores deben entender que sus hijos atraviesan por una etapa crucial hacia la madurez, en la que casi siempre toman decisiones importantes. Respetarlos, sin dejar de apoyarlos, es la clave para salir adelante.
  • No comparar. Recordar, hasta el cansancio, la época de la juventud frente a los seres humanos que están en pleno camino a la adultez genera una gran brecha entre los involucrados. Los más jóvenes pensarán que esos momentos representan algo anacrónico y manifestarán su desagrado por los símiles que salen a relucir en cada diálogo. Por eso sus antecesores deben evitar esto a toda costa.
  • Aceptación absoluta. Los muchachos deben saber que en el planeta no existen seres perfectos, sino individuos con virtudes y defectos que atravesarán momentos buenos y malos. La idea es que si ocurre un episodio complicado, las hembras y varones de menor edad entiendan que serán apoyados por su familia y no criticados. Eso contribuirá con su desarrollo personal.
  • Manifestar inquietudes. Como padres, los adultos deben manifestar sus inquietudes cuando crean que es necesario, para impedir que su hijo no asuma consecuencias de sus acciones. La idea es que el menor se sienta en plena confianza para aceptar puntos de vista distintos al suyo, algo que incrementará su capacidad de tolerancia.

Si todo esto se cumple, sin duda, aumentará la posibilidad de que exista una relación armoniosa entre padres e hijos, algo vital para que puedan complementarse en el siglo XXI.


La importancia de la comunicación efectiva en la relación padres-adolescentes
Te puede interesar:

La importancia de la comunicación efectiva en la relación padres-adolescentes