Bebé de 7 meses y 2 semanas

Bebé de 7 meses y 2 semanas

En esta semana la gran novedad es la aparición de los dientes. Los dientes del bebé probablemente comenzaron a salir entre el 4° y el 7° mes; primero aparecen los dientes del medio, luego los inferiores y finalmente los superiores.

Es muy común que los incisivos estén separados entre sí. Posteriormente, con la aparición de los demás dientes se acomodarán. Al cumplir los 3 años, el pequeño tiene 20 dientes de leche bien acomodados.

Al aparecer los dientes, también aparece la inflamación de las encías, y puede aumentar la salivación, así como empezar a emitir sonidos extraños. El bebé pronto se acostumbrará a su nueva dentadura.

Desarrollo motor

A partir de este mes, el pequeño presentará gran movilidad; tanto sus habilidades motrices como intelectuales se han desarrollado mucho, por lo que podrá llevar a cabo tareas sencillas que ampliarán su visión del mundo que le rodea.

Desarrollo del lenguaje

Son frecuentes los balbuceos y ya adquieren entonación. Es capaz de repetir sonidos familiares e imitar ruidos de objetos.

En este mes comenzará a vocalizar diptongos (“ie”, “ea”) y seguirá aumentando sus monosílabos (“ma-ma” y “pa-pa”), pero sin saber el significado de esas palabras. Empezará a pronunciar otras consonantes: la “b” y la “d”.

Desarrollo visual

En el 7 mes y medio, la agudeza visual del niño es prácticamente igual a la de un adulto.

Desarrollo auditivo

El niño puede localizar la fuente de un ruido. Le encanta jugar con objetos que producen sonidos, como campanitas, cajas de música y cascabeles.

Desarrollo táctil

El bebé explora los juguetes con sus manos y su boca; los palpa, los saborea y los arroja lejos. También investiga su cuerpecito con la boca y las manos.

Cambios emocionales en la mamá

La sola idea de separarte de tu bebé puede generarte angustia, pero en realidad, es muy beneficioso que se genere cierta independencia entre él y tú.

Las separaciones cortas permiten que el niño sociabilice con otras personas y esa interacción le permite desarrollar habilidades en su personalidad. De hecho, estar con más personas evita que se vuelva un niño tímido o miedoso de los desconocidos.

No estamos hablando de una separación larga, sino breve, para que el bebé vea que si tú no estás otras personas lo pueden ayudar. Por ejemplo, puedes ir a comprar, o incluso, a ver una película con tu pareja.

Comenzar a dejarlo con otras personas te ayudará a sentirte más aliviada, verás que el bebé no sufre y que tú puedes ayudarlo a desarrollar su autonomía.

Temas: , ,

niña
Te puede interesar:

El colecho… ¿es bueno que los hijos duerman con los padres?