Bebé de 1 mes y 1 semana

bebé de 1 mes y 1 semana

Avanzan los días de este primer mes, por ello verás cómo tu bebé va alcanzando un desarrollo progresivo en varias áreas. Aunque todavía sus respuestas se limitan a reflejos, el desarrollo intelectual empieza a desarrollarse a partir de esos simples comportamientos, como mirar objetos en frente de él y tocarlos. Recuerda que sólo es un bebé de 1 mes y 1 semana, su estado de alerta tiene una duración de 1 hora y media cada día, mientras que su memoria inmediata alcanza unos 2 segundos y medio.

Desarrollo del lenguaje del bebé de 1 mes y 1 semana

Por el momento, el medio de expresión del pequeño es su llanto. También se comunica a través de ruiditos simples, gritos y balbuceos. Emite sonidos cuando chupa su dedo y se alimenta.

Es importante que le hables, aunque no pueda entender lo que le dices aún. A medida que escuche sonidos y voces, podrá identificarlos y familiarizarse con el lenguaje; esto le permitirá empezar a imitar esos sonidos y ampliar su vocabulario.

Desarrollo visual

  • Tu pequeño podrá fijar la vista en las cosas que estén a 20 centímetros y seguirlas con sus ojos. También puede percibir las luces móviles, ya que coordina sus ojitos. Lo que más le atrae son los contornos de los objetos.
  • Asimismo, notarás cómo fija la mirada en tu rostro si le sonríes o estás a su lado.
  • Se siente feliz cuando entabla contacto visual con sus seres queridos.
  • A medida que avanza el primer mes, podrá seguir los objetos con la cabeza, desde el centro hacia el lado.
  • Gradualmente, podrá hacerlo de un lado a otro cuando el objeto se mueva lentamente.
  • Es capaz de percibir las 3 dimensiones y la profundidad de los objetos, viendo mejor con luz tenue.

Desarrollo olfativo

Es muy sensible a los aromas agradables para él, como la leche materna o el perfume de sus papás, pero también siente muy fuertemente los olores desagradables, como el del cigarrillo. Debes rodearlo de olores dulces que le provoquen experiencias deleitables.

Desarrollo auditivo

El bebé puede distinguir frecuencias, tonos y ritmos, pero sin saber de dónde proceden. Responde a la voz humana, sobre todo a las de sus padres. En respuesta, presta atención a sus rostros.

Desarrollo táctil

Percibe la diferencia entre temperaturas y texturas: calor y frío; blando y duro; liso y arrugado; áspero y suave. Su sensibilidad térmica le permite notar cambios de temperatura entre los 5 y 6 grados y, de la misma manera, es sensible al viento y a los cambios de presión.

Temas: , ,

Seguridad en el hogar
Te puede interesar:

Una casa segura para el bebé