parto prematuro

Parto prematuro: Síntomas y prevención

Presión en la zona del pubis, dolor inesperado en la zona lumbar y romper la bolsa antes de las 37 semanas de gestación son síntomas claros de un parto prematuro. Facemama.com te explica todo lo que necesitas saber sobre el tema.

El parto prematuro es aquel que ocurre antes de las 37 semanas de gestación, según especifica la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las causas pueden ser diversas patologías -que van desde infecciones hasta complicaciones emocionales como el estrés- y que tienen como consecuencia el comienzo de las contracciones y la dilatación necesaria para comenzar el trabajo de parto. El doctor Enrique Oyarzún, gineco-obstetra y jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, explica todo lo que hay que saber acerca del parto prematuro.

Tipos de parto prematuro

El especialista de la Universidad Católica de Chile señala que los partos prematuros pueden ser de tres tipos:

  • Idiopático:  Se inicia espontáneamente debido al comienzo de las contracciones uterinas antes de tiempo, provocadas por algún tipo de infección, embarazos múltiples o estrés.
  • Ruptura prematura de membrana: Como su nombre lo indica se produce por la rotura de la membrana, cuya principal causa es también algún tipo de infección genital. Entre los factores de riesgo se encuentra el bajo peso materno, fumar durante el embarazo y el parto prematuro previo.
  • Por opción médica: Es decir, cuando el médico decide aplicar el procedimiento de nacimiento del pequeño, pues existen complicaciones en la madre o en el bebé.

Síntomas

Es importante detectar a tiempo si existe riesgo de adelanto del parto; los principales síntomas son contracción uterina frecuente y dilatación del útero. Por eso, se debe realizar previamente “la ecografía de ultrasonido transvaginal, que juega un rol importantísimo en la detección de cuello uterino acortado en un subgrupo de mujeres embarazadas, lo que permite aplicar medidas preventivas para reducir el riesgo de parto prematuro”, explica el doctor Oyarzún.

Es fundamental que estés atenta a cualquier síntoma si presentas algún riesgo de parto prematuro, para que consultes de inmediato con tu doctor. Pon atención si sientes una presión en las zonas del pubis, vaginal o periné (acá también puedes experimentar una sensación de vacío); o si de un momento a otro sientes dolor lumbar y durante el resto del embarazo no lo habías tenido; si tus secreciones vaginales aumentan o se vuelven oscuras y sanguinolentas; si rompes la bolsa antes de las 37 semanas y/o presentas sangrado.

Si muestras alguno de estos síntomas es probable que tu médico pida la hospitalización para seguir el embarazo y tratar de retrasar el parto lo más posible. Es probable que al estar fuera de casa te pongas muy nerviosa, pero debes tratar de calmarte pensando que es por tu bien y el del pequeño. Seguramente te administrarán sustancias tocolíticas, que inhiben las contracciones uterinas y corticoides, que fomentarán el desarrollo del bebé. No debe extrañarte que realicen muchos exámenes, con ello descartarán la presencia de otras complicaciones.

La prevención es clave

Sin duda, el parto prematuro representa riesgos, principalmente para el bebé, que llega sin haber completado su desarrollo. El doctor Oyarzún explica que Chile presenta una alta tasa de sobrevivencia en estos casos, sin embargo el bebé “puede presentar secuelas que lo acompañarán por el resto de su vida. Además, debe considerarse que existen diferentes patologías asociadas estadísticamente al hecho de nacer prematuro, como el reflujo gastroesofágico, hernias, síndrome de déficit atencional y muerte súbita, entre otras”.

Por lo tanto, es importante que cuando existen los mínimos indicios de riesgos de parto prematuro se tomen todas las medidas de precaución necesarias para proteger a la madre y su hijo. Lo primero es prevenir, para eso se requiere control clínico frecuente y uso de corticoides en la madre cada vez que el doctor lo indique. Así habrá más posibilidades que el embarazo llegue a su fecha de término, o de todos modos, mantener un mayor control. Ello a fin que nazca con las mejores condiciones médicas, asegurando el correcto desarrollo del nacimiento.

Relacionados



Placenta acreta
Te puede interesar:

Placenta Acreta: ¿Qué es y qué hacer si se detecta?