¿Puede la leche sin pasteurizar prevenir el asma y las alergias?

Según reveló un amplio estudio europeo los niños en edad escolar que toman leche cruda son menos propensos a desarrollar asma y alergias que aquellos que beben leche pasteurizada. Los expertos creen que el calor del proceso de pasteurización está destruyendo ciertas proteínas de la leche que podrían ser útiles para que los bebés desarrollen sus sistemas inmunes. Pero aun así ¿Se puede tomar leche no pasteurizada?

¿Se puede consumir leche cruda?

Aunque estudios hallaron que los niños que consumían leche sin pasteurizar presentaban menos riesgos de asma y alergias, años después se ha venido comprobando que, la leche cruda puede portar bacterias peligrosas y otros gérmenes que pueden provocar enfermedad severa e incluso la muerte.

Es cierto que la pasteurización destruye muchos nutrientes valiosos y enzimas presentes en la leche, pero aun así este proceso es fundamental, ya que las vacas criadas en las operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés) también tienden a ser menos saludables debido a las condiciones de hacinamiento y falta de limpieza, lo cual se ve reflejado en la leche que producen.

Leche no pasteurizada

La leche cruda no es mala, todo lo contrario, la propiedades de la leche fresca son buenísimas, pero siempre y cuando se ingiera leche que haya recibido el correcto tratamiento para evitar que ésta se encuentre contaminada con microorganismos que puedan ocasionar daños al organismo.

Especialistas indican que, la pasteurización sigue siendo una herramienta efectiva para desactivar microorganismos dañinos pero simultáneamente destruiría proteínas séricas.

Beneficios de la leche pasteurizada

  • Es indispensable para poder crecer fuertes y sanos, así como también los es en edades más avanzadas para ayudar a cuidar de los huesos.
  • Aporta los nutrientes necesarios.
  • Destruye en un 100% las bacterias patógenas que se encuentran en la leche.
  • Devasta el 99% de las bacterias saprofíticas.
  • Tiene un elevado grado de seguridad a nivel sanitaria.
  • Elimina las bacterias tipo E (Coli, levaduras y algunas de las enzimas de la leche).
  • Producir quesos estandarizados todo el año.
  • Obtener productos de larga duración.

Si deseas disminuir las probabilidades de asma y alergias en tus hijos, el objetivo primordial es usar una leche segura y protectora que te ayude a prevenir afecciones correctamente.



Te puede interesar:

Hijo de Shakira, debuta como cantante junto a Piqué