Déficit atencional en niños: ¿Como reconocerlo?

Deficit atencional ajedrez

Existen ciertas características que distinguen a estos menores, por eso los padres deben estar atentos, para así darles el tratamiento y trato adecuado, donde la familia juega un rol muy importante.

Experto: Ariel Garay, psicólogo infanto-juvenil de la Universidad Gabriela Mistral

Con un niño que le cuesta concentrarse y que desvía su atención hacia cualquier cosa, muchas mamás se preguntan qué hacer, especialmente cuando sus hijos deben hacer las tareas. Si este es tu caso, presta atención a este artículo pues puede ser que tu pequeño presente el Trastorno de Déficit Atencional (TDA), el cual también puede darse con hiperactividad y con un difícil manejo de los impulsos.

Como lo explica Ariel Garay, psicólogo infanto-juvenil de la Universidad Gabriela Mistral, el origen de esta patología se da por factores biológicos, psicológicos y sociales. Biológicamente influye la genética, especialmente si los padres tienen dificultades para controlar los impulsos. Psicosocialmente, cobran importancia variables culturales, sociales y familiares.

El trastorno se manifiesta desde que el niño es lactante, se puede notar en el dormir, con perturbaciones, movimiento y pocas horas de sueño. Otras características son: irritabilidad, actividad excesiva, llanto, problemas de apetito y comer rápidamente. “Todo esto hace que para los padres sea difícil llevar una relación positiva y afectuosa. No se puede prevenir propiamente tal, pero si darle un desarrollo positivo al niño”, afirma el experto.

Según el psicólogo, existen tres tipos de este síndrome, dependiendo del grado de hiperactividad e impulsividad que presente el niño:

  • Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad: con predominio de la hiperactividad e impulsividad.
  • Trastorno de Déficit de Atención: con dificultad para poner atención en actividades.
  • Trastorno de Déficit de Atención combinado.

Principales características

Según el especialista, los elementos que distinguen a un niño con TDA son:

  • Actividad inapropiada y/o excesiva: en la cual los movimientos son sin motivo.
  • Escasa capacidad para mantener la atención: puede ser durante pocos segundos, aunque también logran concentrarse en actividades de interés, como ver televisión o jugar.
  • Dificultad en la relación con los otros: problemas para interactuar sanamente, ya que algunas veces son rechazados y aislados por el resto, debido a la impulsividad. También se da en la relación con los padres.
  • Problema para controlar los impulsos: les cuesta esperar turnos, interrumpen a los demás, se adelantan a las respuestas, hacen actividades físicas de forma impulsiva, teniendo riesgo de lesionarse o tener accidentes.

Tratamiento

El método más conocido para controlar a estos niños es el Ritalín, medicamento que ayuda a que sus funciones cognitivas, conductuales y sociales mejoren. “Muchas veces los padres se asustan de este tipo de fármacos pero éstos han evolucionado y prácticamente no hay efectos secundarios”, dice el psicólogo Garay.

El especialista recomienda que los padres tengan conciencia de que el tratamiento es multimodal, es decir, que incluya modificaciones en el sistema parental, escolar y una terapia individual o también grupal del menor, además del medicamento.

Es importante también mencionar que existen terapias naturales como Gamalate B6 y Omega 3. Asimismo, las sesiones de Flores de Bach pueden ayudar en el tratamiento.

El profesional dice que es bueno que los padres tengan una psicoeducación y que se les capacite sobre las características del trastorno, ya que así podrán liberarse de los sentimientos de culpa debido a los comportamientos del niño.

Es importante que los padres actúen como un bloque parental y que no se desautoricen entre ellos frente al niño. Además, es bueno que se le refuerce positivamente cuando logre controlarse o tranquilizarse

También es primordial poder controlar las conductas del niño en el colegio, donde además de estudiar, deberá compartir con más gente. Aquí, juegan un rol fundamental los profesores, los que deben tener un trato amable y establecer un vínculo positivo con su alumno, de esta forma habrá cierto compromiso entre ellos.

Para que el niño tenga un mejor aprendizaje, el psicólogo recomienda dividir las tareas que realiza en el colegio en pequeñas partes, ya que de este modo sentirá que tiene éxitos. No tener al niño demasiado tiempo frente a una actividad, sino más bien períodos cortos. También, sus profesores pueden darle responsabilidades que le sean fáciles de asumir y lograr.

TDA en adultos

En algunos casos, este trastorno puede continuar a lo largo de la vida. “Es variable su continuación. En general, se manifiesta a lo largo de toda la niñez y de un 30 a 60 por ciento continúa con sintomatología en la adolescencia y un 11 por ciento en la vida adulta”, explica el especialista.

Los síntomas no difieren mucho de los que se producen en los niños. Se manifiesta con desconcentración, puede ser una persona desorganizada, que se distrae fácilmente y que actúa con impulsividad, lo que muchas veces le trae complicaciones a nivel académico y de trabajo.



Relacionados

Hospitalizaciones de niños menores de un año alcanza cifra récord en la R.M.
Te puede interesar:

Hospitalizaciones de niños menores de un año alcanza cifra récord en la R.M.