Inicio > Niño > Problemas de Conducta

Problemas de conductaConducta infantil

Para los adultos no es tarea fácil enfrentar los comportamientos inadecuados de los niños. Por esto, Facemama te presenta consejos de gran utilidad para tratar a los hijos cuando se presentan este tipo de situaciones.

Experto: Ariel Garay, sicólogo infanto juvenil de la Universidad Gabriela Mistral

 

Pataletas, rabietas y actitudes incorrectas, son algunas de las típicas y a la vez difíciles situaciones sobre problemas de conducta que les toca resolver a los padres.

Según, Ariel Garay, sicólogo infanto juvenil de la Universidad Gabriela Mistral, lo es saber que hay conductas de los menores que son absolutamente esperables para su edad, dada la etapa por la que están pasando: “Los niños pequeños, entre 2 y 3 años, pasan por lo que se denomina el ‘período oposicionista del desarrollo’, lo que es parte del crecimiento normal”.

El especialista explica que el menor a esa edad tiene una mayor autonomía y voluntad, la cual trata de imponer con acciones inadecuadas como pataletas. Pero hay padres que no saben cómo manejar esto, produciendo en él mayores problemas de conducta.

Este tipo de acciones puede presentarse en cualquier momento del desarrollo y están asociadas a diversos cuadros, por ejemplo, de tipo afectivo y ansioso.

Tips para manejar los problemas de conducta

  • No se debe olvidar que cada niño es único, por lo que hay que analizar las razones de por qué presenta ese comportamiento.
  • Mantenga la calma, sea consciente y constante con los límites.
  • Ambos padres deben actuar del mismo modo, como uno sólo y no delegando responsabilidades ni toma de decisiones en el otro.
  • Se debe presentar una jerarquía de autoridad acorde a los roles de cada miembro de la familia. Es decir, que los padres no sean desautorizados por sus hijos u otros miembros del grupo.
  • Evite que los niños presencien discusiones entre los propios padres o familiares para que no vean inconsistencias.
  • Recordar que poner límites es educar y a la vez, entregar amor al niño, porque de esa forma tendrá un desarrollo más sano y se adaptará mejor a sus entornos.

Pataletas

Cuando los niños tienen entre 2 y 3 años, existen más posibilidades de presentar “pataletas”, comenta el sicólogo. En el caso de que haga un escándalo y llegue a golpear a alguien debido a que no puede conseguir algo, el especialista recomienda poner límites.

“No dejar que lo haga y tampoco pegar de vuelta, ya que estaría validando la agresión como forma de resolución de problemas. Hay que mantener la calma, explicarle lo que sucede con la acción que tuvo y aplicar consecuencias, para que el niño asocie su conducta con éstas”, señala el sicólogo, Ariel Garay.

Para prevenir los ataques de ira de los niños en lugares públicos, el especialista sugiere:

  • Evitar salir de paseo o compras cuando el pequeño esté cansado o con sueño.
  • Si lo lleva de visita a algún lugar que no es entretenido para él, intente no quedarse mucho tiempo, porque lo más probable es que se aburra y empiece con una pataleta porque se quiere ir.
  • En el caso de tener que ir a un sitio que no sea llamativo para él, lleve juguetes para que se entretenga.
  • Cuando llegue al lugar, incentívelo con premios para que se porte bien. Después de un tiempo continúe con esta técnica para mantenerlo tranquilo. También puede motivarlo con gestos o palabras que lo estimulen a seguir portándose bien.
  • Si por el contrario el niño se porta mal, se le debe llamar la atención de manera clara, inmediata y precisa, y manifestarle que su actuar tendrá una consecuencia, por ejemplo, que al llegar a la casa no podrá usar su juguete predilecto.

Límites y castigos para los niños

Educar no es tarea fácil, sobre todo para los padres primerizos, quienes muchas veces se preguntan ¿hasta dónde llegan los límites? Por eso, Garay aconseja que al poner reglas nunca se debe olvidar que el cariño entregado al menor es muy importante para desarrollar su autoestima y manejar la frustración.

El tipo de castigos o premios va a depender de las características del menor o de las posibilidades de manejo que tengan los padres (ejemplo: el tipo de actividades, juguetes y espacios).

¿Cómo generar límites?

  • Crear reglas con anterioridad, explicándolas y estableciendo consecuencias lógicas. Es decir, señalando lo que se espera de él y de no cumplirlo dejarle claro que es su propia opción ser regañado y castigado. Un ejemplo de esto es decirle al niño: “En esta oportunidad vamos a estudiar hasta ‘x’ hora, por lo que tienes dos opciones, si trabajas puedes ver tu programa de televisión, si no, decidiste que no vas a verlo”, también se puede aplicar dejando que el menor realice una actividad a elección.
  • Los castigos-consecuencias deben ser de corta duración.
  • Proporcione alternativas para lograr lo que desea.
  • No califique al niño. Señale el problema, la conducta.
  • Sea firme, tranquilo, no grite y no se desespere.
  • Es importante la manera cómo se colocan los límites. Por ejemplo, si siempre se le habla con órdenes y amenazas, le está diciendo al mismo tiempo que no cree que él sea capaz.
  • No le dé sermones. Sea claro.
  • No sea repetitivo, necesita ver que usted actúa.
  • Sea comprensivo, valore los sentimientos y necesidades. Recuerde que establecer límites no quiere decir que le quitemos afecto.
  • Defina cuándo una conducta es aceptable o no. Es bueno ser específico.
  • Sea consistente.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV