Cómo convertir tu hogar en un parque de diversiones para tus hijos

Crear un parque de diversiones en casa es mas fácil de lo que imaginas

Si planificas quedarte en casa con tus hijos, es posible crear un parque de diversiones dentro de tu hogar. Los juguetes hechos en casa son una buena opción para desarrollar la creatividad, distintas habilidades y destrezas en los pequeños,  a su vez, permiten concienciar a los niños sobre el reciclaje. A continuación traemos tres propuestas para construir juguetes caseros didácticos y entretenidos que aseguran mucha diversión.

  1. Un colador y varios limpias pipas les permitirán crear una hermosa figura.
  2. Improvisa unos zapatos con plástico de bolitas y haz que creen una hermosa pintura en papel como lienzo.
  3. Arma tu propio campamento dentro de casa, solo utilizando tu cama y algunas sabanas, agrégale algunos juguetes y todo lo que deseen tener dentro de su tienda de campaña.

 

 

 

 

 

Ventajas de compartir con nuestros hijos 

  1. Jugar con los niños no significa perder el tiempo: el juego familiar crea un escenario de comprensión y comunicación que potencia el aprendizaje espontáneo del niño.
  2. Fomenta la autoestima y las relaciones interfamiliares: con el juego compartido padres e hijos interactúan de un modo único y ganan autoestima.
  3. Aporta seguridad al niño: le permite vivir situaciones positivas de apego y seguridad y esto facilita el intercambio de experiencias y le aporta tranquilidad.
  4. Potencia las habilidades sociales y emocionales: la familia es el primer contexto en el que el niño desarrolla una imagen de sí mismo y del mundo que le envuelve. Y las interacciones que se dan en el juego familiar potencian las relaciones sociales y le ayudan a explorar, aprender y refinar las habilidades necesarias para ello.
  5. Aumenta el control emocional: a través del juego el niño aprende a influir en los otros, también a regular y controlar sus emociones. Comienza a reconocer las señales afectivas y las emociones ajenas.
  6. Fomenta la creatividad y el éxito escolar: el ambiente que se crea con el juego permiten al niño relacionarse de una forma creativa con el mundo, lo que fomenta su imaginación. Y se sabe que los niños imaginativos son menos agresivos y más tolerantes y tienen más éxito en las tareas escolares.
  7. Promueve la popularidad y la competencia social: los niños que muestran afectos positivos en las interacciones con sus padres son valorados como más populares frente a los que muestran emociones negativas.
  8. Favorece la atención del niño: la interacción con sus progenitores en el juego aumenta la capacidad de concentración del pequeño.
  9. Potencia la actividad infantil: compartir tiempo de juego con los hijos convierte las experiencias pasivas en activas y placenteras y elimina los sentimientos negativos asociadas a las primeras.
  10. Promueve la felicidad infantil: de hecho, está demostrado que los padres que se implican bastante en el juego de sus hijos tienen muchas más probabilidades de criar niños felices.



Relacionados

bebe
Te puede interesar:

Conoce los juguetes idóneos para regalarle a los niños en la Navidad