Inicio > Lactancia y Apego > Extracción de leche materna

Extracción mantención leche maternaExtracción de leche materna

La etapa ideal para comenzar a almacenar tu leche es después de que el bebé cumplió un mes, porque así se habrá acostumbrado a tomar de tu pecho y no correrás el riesgo de que se acostumbre y prefiera la mamadera.

Experto: Blanca Ossa, enfermera matrona UC

Si debes volver al trabajo o consideras que ya es el momento para que tu bebé comience a tomar biberón, pero no quieres dejar de alimentarlo con leche materna, existen varias opciones para la extraccion y mantención de la leche.

Un dato importante que debes tener en cuenta, si vas a comenzar la extracción frecuente, es practicar 3 semanas antes de partir–puedes intentarlo 1 o 2 veces al día e ir aumentando paulatinamente– para así, acostumbrar tus pechos a este tipo de succión. Además, puedes ir almacenando la leche durante este período y enseñarle a tu hijo cómo tomar biberón o mamadera.

Extracción Manual

Este método es aconsejado, principalmente, para ocasiones especiales, como por ejemplo cuando tengas exceso de leche en tus pechos. Con las manos limpias, debes realizar un masaje circular por todo el pecho hasta llegar a la areola, así estimulas los lóbulos mamarios y los reflejos hormonales propios de la lactancia. 

Posiciona el pulgar justo por fuera (arriba) de la areola y los dedos índice y medio por debajo de esta. Presiona una y otra vez, rítmicamente, entre los dedos y hacia el tórax. Debes ir cambiando los dedos de posición para evitar daño en los tejidos.

Si no sale leche de inmediato, no te preocupes que el reflejo de eyección tarda, entre 30 y 60 segundos en desencadenarse.

No olvides almacenar la leche en un envase de vidrio o de plástico. Cualquiera sea el recipiente que utilices, éste debe estar limpio. Para esto puedes dejarlo en agua hirviendo entre siete y diez minutos. 

Extracción con sacaleches (bombas o succionador)

Los especialistas recomiendan este tipo de extracción cuando se termina una licencia o cuando se ha tenido un bebé prematuro. 

Existen dos tipos de bombas, una mecánica y otra eléctrica, la elección de una u otra va a depender de las necesidades y recursos de cada mamá. Sin embargo, la preparación para la extracción es igual a la realizada en el método manual, la diferencia está en que una vez lista debes apoyar la parte amplia del succionador (mecánico o eléctrico) sobre tu pecho.

Se puede realizar una extracción simultánea en ambos pechos o bien, primero en uno y luego en otro. Lo que sí, debes tener cuidado respecto a la presión que ejerce el succionador sobre la mama, por lo general las bombas eléctricas la regulan de manera automática, pero en las bombas mecánicas debes hacerlo tú misma. 

¿Cómo mantener la leche materna?

Lo primero que debes realizar siempre es limpiar bien los recipientes y el extractor. Puedes guardar la leche en receptores de vidrio, de plástico duro o en bolsas especialmente creadas para esto.

Si no estás en tu casa, puedes guardar la leche en un lugar donde se mantenga fría, pero cuando llegues, debes meterla al refrigerador o freezer, en caso de que la uses después de 2 días.

La leche materna puede mantenerse, 12 horas a temperatura ambiente, 3 a 5 días en el refrigerador y hasta 3 meses en el freezer.

Si la leche está congelada y necesitas usarla debes dejarla en el refrigerador durante 6 a 8 horas o hasta que notes que se descongeló. Lo ideal es bajar del congelador la leche que necesitas para el día siguiente, así se irá descongelando lentamente.

Debes recordar etiquetar el recipiente de leche con la fecha y hora de la extracción, para evitar confusiones y también pérdidas. Si tu pequeño está hospitalizado debes agregar su nombre y la cantidad de leche, con letra clara en la etiqueta.

Cuando vayas a dar la leche al bebé no se puede calentar en microondas, pero si templarla en agua tibia o a baño maría. No te preocupes si la materia grasa está separada, basta con que la agites un poco antes de dársela a tu hijo.

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV