Inicio > Fertilidad > Tratamientos de fertilidad

Tratamientos de fertilidad

Los medicamentos inyectables para la fertilidad aumentan las probabilidades de nacimientos múltiples.

 

Tradicionalmente se dice que los medicamentos para la fertilidad y los tratamientos para la fertilidad están relacionados con los embarazos múltiples. Por lo mismo, el uso de estos medicamentos requiere un control cuidadoso mediante análisis de sangre, exámenes hormonales y la determinación ecográfica del tamaño del folículo ovárico. En general, cuanto mayor sea el número de fetos, mayor es el riesgo de parto prematuro.

No se debe olvidar que los bebés que nacen prematuramente tienen mayores riesgos de problemas de salud y de desarrollo, por lo que es necesario seguir cada una de las indicaciones del médico durante el embarazo, aunque eso implique pasar varios meses en cama. El riesgo de nacimiento prematuro es mayor cuando se esperan trillizos que si sólo fuese un embarazo de gemelos o mellizos.

Inyección de hCG

Por lo general el tratamiento inyectable que se aplica es la inyección de hCG para desencadenar la ovulación. En estos casos es donde se generan varios óvulos a la vez, lo que aumenta las posibilidades de concebir, sobre todo varios bebés. Por lo mismo, el especialista realiza pruebas de ultrasonido que demuestren el desarrollo de los folículos y la cantidad de óvulos que se están produciendo. Si el especialista cree que la cantidad es suficiente, lo más probable es que decida suspender las inyecciones.

Si el embarazo múltiple es realmente una procupación para tí, es mejor que lo hables con tu pareja y tomen la decisión más acertada para su vida respecto al tratamiento que seguirán.

Cirugía

Dependiendo de la causa, la cirugía puede ser una opción de tratamiento para la infertilidad, un problema frecuente que requiere de la cirugía es la obstrucción de las Trompas de Falopio. En estas situaciones, desde hace algún tiempo atrás, se utiliza la operación laparoscópia, que permite que la operaciones sean delicadas y mucho menos invasivas.

La infertilidad que se produce por la endometriosis es a menudo difícil de tratar. A pesar de que las hormonas que se encuentran en las píldoras anticonceptivas por ejemplo, son eficaces para el tratamiento de la endometriosis y aliviar el dolor, no han sido útiles en el tratamiento de la infertilidad. Si tienes endometriosis, tu médico puede incentivar la ovulación con medicamentos que se usan para estimular o regularla. O bien, pueden optar por la fertilización in vitro que es cuando el óvulo y el espermatozoide se unen en el laboratorio y se transfieren al útero. Eso sí, esta técnica tiene un costo un poco mayor que las inyecciones.

La tecnología de reproducción asistida (TRA)

Las TRA revolucionaron el tratamiento de la infertilidad. Cada año, muchas parejas se someten a esta clase de tratamientos para poder concebir el bebé que sueñan. En estas tecnologías interviene un completo equipo de salud que incluye médicos, psicólogos, embriólogos, técnicos de laboratorio, enfermeros y otros profesionales que trabajan en conjunto para ayudar a las parejas a lograr un embarazo.

Las tecnologías de reproducción asistida más frecuentes que puedes consultar a tu médico son:
  • Fertilización in vitro (FIV). Esta es la técnica de reproducción asistida más eficaz. La fertilización in vitro consiste en la recuperación de óvulos maduros de una mujer, fertilizados con esperma de un hombre en un laboratorio y la implantación de los embriones en el útero de tres a cinco días después de la fecundación.
La Fecundación in vitro generalmente es recomendada cuando se bloquean las dos trompas de Falopio. También es ampliamente utilizada para una serie de otras condiciones, tales como la endometriosis, la infertilidad inexplicada, la infertilidad por factor cervical, infertilidad por factor masculino y los trastornos de la ovulación.

FIV aumenta las probabilidades de tener más de un bebé porque varios óvulos fecundados se implantan en el útero de forma que hay una mayor probabilidad de lograr un bebé. La FIV también requiere exámenes de sangre frecuentes e inyecciones diarias de hormonas.

  • Estimulo eléctrico o vibratorio para lograr la eyaculación. La estimulación Eléctrica o vibratoria produce la eyaculación para obtener el semen. Este procedimiento se puede utilizar en hombres con una lesión de la médula espinal, quienes de otro modo no podrían lograr la eyaculación.
  • La aspiración quirúrgica de espermatozoides. Esta técnica consiste en extraer espermatozoides de una parte del aparato reproductor masculino como el epidídimo, conductos deferentes o testículo, permitiendo la recuperación de los espermatozoides en caso de que se bloquee el conducto eyaculador.
  • Inyección de esperma intracitoplasmática (ICSI). Esta técnica consiste en una micro manipulación en la que un solo espermatozoide se inyecta directamente en un óvulo para lograr la fertilización en relación con el procedimiento de FIV estándar. La ICSI ha sido especialmente útil en las parejas que han fracasado previamente a lograr la concepción, con las técnicas estándar. Para los hombres con concentraciones bajas de espermatozoides, ICSI mejora drásticamente la probabilidad de fertilización.
  • La incubación asistida. Esta técnica intenta ayudar a la implantación del embrión en el revestimiento del útero.

Las técnicas de reproducción asistida funcionan mejor cuando la mujer tiene el útero sano, responde bien a los medicamentos para la fertilidad, ovula de forma natural o utiliza óvulos de donantes. El hombre debe tener espermatozoides sanos o el esperma disponible de los donantes, debería estar en buenas condiciones. Además, se debe tomar en cuenta el factor edad, ya que la concepción se complica aún más después de los 35 años.

Complicaciones del tratamiento

Los tratamientos médicos, conllevan el riesgo de que existan algunas complicaciones o efectos secundarios y los TRA no son la excepción, algunas de las consecuencias inesperadas que pueden presentarse son:

Embarazo múltiple. La complicación más común de los tratamientos de reproducción asistida es el embarazo múltiple. Aunque el número de embriones de buena calidad y maduros que se implantan en el útero es decidido en última instancia por la pareja, ellos deben saber que, a pesar de ser una posibilidad remota, se pueden desarrollar varios fetos.

Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO). Consiste en una sobre estimulación, donde los ovarios de una mujer pueden aumentar de tamaño causar dolor y distensión abdominal. Síntomas leves a moderados a menudo se resuelven sin tratamiento, aunque el embarazo puede retrasar la recuperación. En raras ocasiones, el líquido se acumula en la cavidad abdominal y el pecho, causando hinchazón abdominal y dificultad para respirar. Esta acumulación de líquido puede agotar el volumen de sangre y la presión arterial. Los casos graves requieren tratamiento de emergencia en las mujeres más jóvenes y en aquellas que tienen el síndrome de ovario poliquístico, se tiene un mayor riesgo de desarrollar síndrome de hiper-estimulación ovárica que en otras mujeres.
  • El sangrado o infección. Como con cualquier procedimiento invasivo, existe el riesgo de sangrado o infección al utilizar la tecnología de reproducción asistida.
  • Bajo peso al nacer. El factor de mayor riesgo en un embarazo múltiple es el bajo peso, si es el único nacido vivo, puede haber una mayor probabilidad de que al nacer su peso sea bajo y se asocie al TRA.
  • Defectos de nacimiento. Existe cierta preocupación sobre la posible relación entre los TRA y defectos de nacimiento. Sin embago, se requiere más investigación para confirmar esta posible conexión.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV